Tag Archives: estomago

Salud digestiva: Prepara tu cuerpo para Fiestas Patrias

Marco Tulio Cicerón, el famoso filósofo y escritor romano, decía que “el placer de los banquetes debe medirse no por la abundancia de los manjares, sino por la reunión de los amigos y por su conversación”.

Un consejo que vale la pena seguir si de Fiestas Patrias se trata, pues es en esta época donde los chilenos tendemos a comer más, llegando a engordar entre 2 a 5 kilos promedio, afectando al sistema digestivo y, por ende, al bienestar en general.

Pero ¿por qué es tan esencial cuidar a este aparato? Debido a que es el responsable de absorber los nutrientes de los alimentos que ingerimos a diario y además es el encargado de eliminar los desechos de nuestro organismo, aportando de esta forma la energía suficiente para el crecimiento y la reparación celular.

Por lo mismo, y para enfrentar este tiempo de festejo sin culpas, preocúpate de comer liviano durante las semanas previas -incluyendo en tu dieta más ensaladas y sopas- y evita el consumo de productos que irriten o causen acidez en este conjunto de órganos.

Un importante estudio científico realizado por investigadores de las escuelas de Medicina y Odontología de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, revela que las enfermedades inflamatorias intestinales (como la de Crohn o la colitis ulcerosa) podrían estar vinculadas al estado en que se encuentra la salud bucodental de las personas.

¡Protege tu sistema digestivo!

Para mantener “en forma” tu sistema digestivo, sigue estos consejos:

  • Bebe abundante agua, ojalá 2 litros diarios, pues es un elemento fundamental al momento de descomponer las comidas y facilitar el paso de los nutrientes desde el intestino hacia el torrente sanguíneo.
  • Aliméntate balanceadamente e incluye frutas, verduras y fibras en tu menú diario, aliadas a imprescindibles a la hora de nutrir las bacterias que digieren la comida y controlar los problemas de estreñimiento.
  • Opta por alternativas que contengan grasas insaturadas, como pescados y frutos secos.

 

  • Trata de comer siempre en el mismo horario y varias veces al día para no ralentizar la digestión. ¡Evita las repeticiones!
  • Come lento y masticando bien cada bocado, para favorecer el trabajo de descomposición.
  • Cocina y aliña tus alimentos con aceite de oliva, pues el ácido oleico contribuye a incrementar la absorción de minerales y mejora la función pancreática.
  • Prefiere las cocciones a la plancha o el vapor para facilitar el proceso.
  • Cuida tu salud bucal, la puerta de ingreso al aparato digestivo.
  • Aumenta la ingesta de productos ricos en lecitina, un componente básico para digerir las grasas y que se encuentra en huevos, maníes y naranjas.
  • Escoge la ingesta de alimentos ricos en vitamina B, fundamentales para la correcta función del hígado, por ejemplo, cereales integrales, verduras de hojas verdes y plátanos.

 

Mídete a conciencia

Sé precavida y come moderadamente en esta época de Fiestas Patrias.

Si tu opción es la empanada, elige una pequeña, ojalá elaborada con harina integral y horneada. Al instante de seleccionar los ingredientes para la parrilla, prefiere el pollo y los cortes magros como lomo liso, el filete o posta rosada y privilegia el consumo de ensaladas.

Para el postre, opta por preparaciones sin azúcar o harinas refinadas y, al instante de beber, evita los destilados e inclínate por celebrar con vino o champaña.

 

Libros recomendados

Si quieres conocer más de este tema, anota los siguientes títulos.

  • “¿El secreto de la buena digestión? Aprende a entender tu cuerpo” de Ángela Quintas.
  • “Nuestro segundo cerebro” de Francisca Joly.
  • “La digestión es la cuestión” de Giulia Enders.

 

 

 

 

Probióticos: En buena compañía

John O’ Donohue, el reconocido filósofo y escritor irlandés, ¡tenía razón! Para estar en armonía, las personas deben ser capaces de conservar en perfecto balance lo interior y exterior, lo visible e invisible y lo conocido y recóndito. Una tarea que puede facilitarse gracias a la ayuda de los probióticos que, presentes de manera natural en varios alimentos, administrados como suplementos o, incluso, a través de la cosmética, pueden hacer que niños, mujeres y hombres se sientan en óptimas condiciones tanto por dentro como por fuera.

Definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “microorganismos vivos que, si se administran en cantidad suficiente, tienen efectos beneficiosos para la salud”, estas bacterias “buenas” permiten mantener en equilibrio la flora bacteriana, fortalecer el sistema inmunológico y estimular la producción de nutrientes esenciales, entre otras propiedades. Para lograrlo sólo deben existir y poseer identidad tanto en género como en especie.

 

GRAND VIEW RESEARCH -EMPRESA ESTADOUNIDENSE DE CONSULTORÍA- PROYECTA QUE PARA 2025 EL MERCADO GLOBAL DE PROBIÓTICOS ALCANZARÁ LOS 77,09 BILLONES DE DÓLARES, COMO CONSECUENCIA DEL CRECIENTE INTERÉS POR LA SALUD PREVENTIVA.

 

Es que, para estar bien y con energía, uno de los requisitos básicos es contar con un intestino saludable, que permita protegerse de los agentes patógenos, controlar los procesos inflamatorios y la oxidación celular.

Principales beneficios

  • Refuerzan las defensas y cada cepa tiene un objetivo específico.
  • Regulan alergias e intolerancias alimentarias.
  • Colaboran en la formación de enzimas, vitaminas y ácidos grasos.
  • Controlan la propagación de microorganismos nocivos por el cuerpo.
  • Contribuyen a la digestión.
  • Promueven la absorción de calcio, hierro y magnesio.
  • Previenen enfermedades como colitis, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal.
  • Disminuyen los riesgos de sufrir cáncer, hemorroides e infecciones urinarias.
  • Algunos estudios preliminares aseguran que, incluso, sirven contra la diabetes y la depresión.

100% comestibles

Si quieres consumirlos en alimentos, prefiere los productos lácteos fermentados como el yogurt, el kéfir, la leche o los quesos, o incluye en tu dieta diaria alternativas vegetales como la bebida kombucha, el chucrut o el miso.

 

Su aporte a la belleza
 Los probióticos no sólo equilibran la flora intestinal, también contribuyen a mejorar el aspecto de la piel, ya que ejercen una acción antiinflamatoria y antioxidante, reforzando la barrera cutánea, previniendo enfermedades como el acné, la psoriasis o la dermatitis atópica y, además, retardan el envejecimiento, por algo son ingrediente frecuente de sueros y cremas dermocosméticas.

 

Aprende a diferenciar
 La principal distinción entre probióticos y prebióticos es que los primeros son microorganismos vivos que se introducen al intestino al consumir diversos suplementos o comidas. En cambio, los segundos están formados por fibras vegetales no digeribles que estimulan el crecimiento de bacterias beneficiosas al interior de este órgano del cuerpo.

 

 

 

Probióticos y Dieta: ¡Conoce sus múltiples beneficios para tu salud digestiva!

Hoy en día, que estamos viviendo en medio de una pandemia, muchas de las actividades diarias de nuestra vida han ido cambiando, comenzando por el hecho de la limitante de salir y que muchas personas pasan la mayor parte de su tiempo en el hogar, teniendo que reestructurar la rutina, lo cual en varios casos ha llevado a dejar de lado la salud y los hábitos saludables como la alimentación y la práctica de ejercicio.

La microbiota intestinal, o también conocida como flora intestinal, es un conjunto de bacterias que forma un ecosistema a lo largo de nuestro tracto intestinal. Esta se forma y coloniza en el momento que nacemos, aunque diversos estudios señalan que también puede colonizarse de madre a hijo por medio de la barrera placentaria.

A lo largo de los años ha ido cobrando gran importancia su conocimiento y estudio, ya que se ha evidenciado su rol esencial en la salud de las personas, ya que sus principales funciones son en el metabolismo de nutrientes y la protección del sistema inmunológico.

¿Cómo cuidar nuestra microbiota?

Para mantener en buen equilibrio nuestra microbiota intestinal es necesario consumir una dieta rica en nutrientes, no obstante, si esto no es suficiente nos podemos apoyar en los conocidos probióticos.

Los probióticos, son bacterias que viven en nuestro tracto gastrointestinal de forma natural y que cuando se administran en cantidades adecuadas otorgan un beneficio para la salud. Una de sus principales funciones es defendernos de los distintos invasores, pues estimulan la producción de anticuerpos y refuerza el sistema inmune.

El incremento de las bacterias amistosas, como los lactobacilos o bifidobacterias, se logra mediante la ingesta de alimentos que contienen probióticos, como el yogur y el chucrut o también a través de suplementos.

Diversos estudios han demostrado la eficacia de los probióticos en la prevención y disminución en el tiempo de las diarreas agudas en adultos y niños (como en aquellas asociadas a antibióticos, rotavirus o norovirus).

Así también se cree que estas bacterias ayudan con el síndrome de colon irritable, estreñimiento, enfermedad de Crohn, desórdenes inmunológicos, gripe y también en la reducción del riesgo de cáncer de colon. Además, los probióticos han demostrado efectos beneficiosos en la intolerancia de la lactosa, en la mejora de absorción de calcio y en la reducción de la extensión y síntomas de la alergia alimentaria, entre otras cosas.

Para que los probióticos tengan el efecto deseado, deben consumirse de manera regular y sostenida en el tiempo, pues una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto.

También es importante considerar que el efecto beneficioso de los probióticos se puede ver potenciado gracias al consumo de prebióticos, como la fibra, ya que estos constituyen parte de la alimentación de los microorganismos de la flora intestinal, contribuyendo a su crecimiento y mantención.

¡Tu salud es lo más importante!

 

Por Daniela Valdebenito

Guía para cuidar tu salud en fiestas patrias

En estos días de celebración dieciochera, las fondas y ramas sin duda serán los panoramas predilectos por todos los chilenos. Y es normal disfrutar de todas las delicias gastronómicas típicas del mes patrio. Sin embargo, debemos tener cuidado de no caer en los excesos y así evitar una intoxicación alimentaria. 

Es por eso, que el llamado es a disfrutar en estos días de diversión y fiesta, pero con precaución, y eso es lo que debemos tomar medidas esenciales a la hora de comer y beber, ya que una mala ingesta de alimentos o líquidos, nos Llevar a sufrir un cuadro digestivo como: vómitos, indigestión, náuseas, mareos, dolores de cabeza, entre otros. 

¡Cuida tu estómago!

A la hora de comer fuera de tu casa, siempre elige lugares controlados y que cuente con las medidas de sanidad. Ponga atención que los manipuladores de alimentos no tengan contacto con el dinero, si eso sucede te recomendamos no comer en ese lugar. 

Preocúpate que los alimentos están bien cocidos, refrigerados y libres de plagas como las moscas. Elige aquellos que conozcas su procedencia. 

Ojo con los condimentos y aliños en exceso, estos podrían provocar machos estomacales, evita todo lo irritante y ácido en extremo. 

Trata de incluir las 5 porciones de frutas y verduras diarias, así ayudarás a tu metabolismo a trabajar más rápido. 

Aprovecha de salir a caminar y bailar, mantenerte en movimiento te ayudará a quemar calorías y sentirte más liviano. 

Lava muy bien tus manos. 

A tener en cuenta:

  • Evita en exceso las frituras. 
  • Prefiere las ensaladas para acompañar las carnes a la parilla, así mantendrás un consumo de alimentos más balanceado. 
  • Recuerda beber por lo menos 2 litros de agua al día, mantenerte hidratado es fundamental. 
  • Prefiere las bebidas y jugos bajos en azúcar. 
  • Ojo con las calorías, si bien es una fecha especial, trata de no exceder el consumo de calorías diarias, para los hombres lo recomendado son 1800 calorías y para las mujeres 1500 en promedio. 

¡Qué estás fiestas patrias están disfrutando junto a tu familia y no en un centro asistencial! Prevenir solo depende de ti y recuerda que ante cualquier hombre o dolor en exceso debes consultar con tu médico. 

Todo lo que debes saber sobre la bacteria presente en el estómago del 70% de los chilenos

La Helicobacter pylori (H. pylori) es un tipo de bacteria que crece en la capa mucosa que recubre el interior del estómago por lo que produce mucha acidez e infecciones estomacales que -en el peor de los casos- pueden derivar a un cáncer gástrico.

Generalmente esta bacteria se propaga en alimentos contaminados y el estrés es además un elemento que puede gatillar la defensa de las mucosas del estómago facilitando la infección de esta bacteria, que además puede causar anemia.

En Chile, la prevalencia se encuentra entre el 65-70%. “Puede ser tan frecuente como 8 de cada 10 personas”, dice el doctor Pablo Muñoz, gastroenterólogo de Clínica Las Condes. La bacteria nos hace más propensos a la gastritis, duodenitis (inflamación del duodeno), úlcera de duodeno y de estómago.

Un asunto de prevención

El diagnóstico de la bacteria se hace a través de una endoscopía, un examen rutinario en el cual, tras recibir un anestésico local y una sedación endovenosa, se introduce un video endoscopio por la boca, realizando un examen visual del esófago, estómago y parte inicial del intestino delgado; no obstante, existen exámenes menos invasivos que permiten su detección mediante biomarcadores de aliento y deposiciones. En cuanto al tratamiento farmacológico,

es muy agresivo, e incluye la administración oral durante 14 días de una combinación de antibióticos y bloqueadores de la secreción de ácido del estómago. Es más, 1 a 2 de cada 10 personas no responde al tratamiento y no consiguen erradicar la bacteria, debido a la resistencia de la bacteria a la acción de estos medicamentos.

Ante cualquier duda, consulta a tu médico y previene.