Pies suaves en verano, ¡adiós a la resequedad! | Blog Salcobrand
Pies suaves en verano, ¡adiós a la resequedad!

Pies suaves en verano, ¡adiós a la resequedad!

Salcobrand febrero , 2018

Sobre todo en verano, la salud de los pies cobra especial importancia por lo que hemos preparado información relevante para proteger y embellecer esta parte importante de los pies.

En el verano los problemas en los pies se hacen más evidentes. La resequedad puede transformar una ida a la piscina o un paseo a pies descalzos en un momento más que incómodo. Esto porque no es solo una molestia y un problema estético, si no que por el dolor que puede provocar, especialmente cuando las grietas comienzan a sangrar, donde existe un riesgo de infección en los pies.

Hay una serie de causas a este problema que pueden variar de factores internos, como una condición médica, a factores externos. Vamos conociendo este problema por parte:

Factores médicos

La causa más frecuente de la resequedad es genética y se debe a la falta de filagrina, una proteína que le permite a la piel estar humectada. También podemos hablar de un defecto en la queratina, que al acumularse demasiado provoca el efecto de piel escamosa. Además, existe una serie de enfermedades que pueden hacer que la piel se agriete y se ponga tan áspera como una lija, entre ellas, podemos hablar de hongos pero también de psoriasis, la que en casos muy específicos puede presentarse solo en las palmas o en las plantas de los pies.

Factores de riesgo externos 

*Zapatos altos
Las mujeres que utilizan constantemente zapatos altos o abiertos por detrás, tienden a padecer mucho de resequedad porque, como mecanismo de defensa, la piel va formando resistencia y forma el famoso callo. No hay que olvidar que el uso de un calzado inadecuado, como zapatos apretados o hechos de material sintético, también afecta a la salud de nuestros pies.

*Detergentes
Ojo con los detergente que se utilizan para lavar la ropa. Muchos tienen aditivos y colorantes que pueden irritar los pies de forma severa.

*Edad
Al envejecer la piel pierde elasticidad y se vuelve más susceptible a cambios de temperatura y químicos. Por ello hay que mantener los pies hidratados con cremas pensadas especialmente para ello.

*Sobrepeso
Las personas que tienen sobrepeso perjudican las glándulas sudoríparas debido a la carga extra que le ponen a sus piernas generando talones duros y con fisuras.

Soluciones

Si se quieren tener unos lindos pies en verano, hay que prepararlos con anticipación. Sin embargo, recomendamos seguir estos simples consejos para mejorar la piel de los pies.

*Mejora tu alimentación
Para los pies resecos incluir alimentación ricos en vitamina A, que promueve la salud completa de la piel. Zanahorias, coliflor, espinacas y zapallo son excelentes para mejorar el aspecto de los pies. Recordar beber al menos 2 litros de agua al día para mantener la piel tersa de forma natural.

*Lavado de pies
Sugerimos remojar los pies todos los días en agua tibia con jabón suave. Se puede agregar un producto calmante para pies para ayudar a acondicionar.

*Buen secado
Hay que ser muy cuidadoso con el secado de los pies y poner especial atención a la piel de entre los dedos. Un mal secado de esa área puede provocar bacterias e infecciones.

*Talones secos
Para la resequedad usar una piedra pómez. Se debe frotar suavemente la epidermis muerta y seca en los talones dos a tres veces por semana.

*Exfoliación
Buscar un exfoliante especial para pies y masajear con movimientos circulares la piel seca. Luego enjuagar y repetir este procedimiento todos los días.

*Hidratación
Incluir a la rutina una crema que posea vitamina E, manteca de karité y aloe, componentes que ayudarán a hidratar nuevamente la piel. Ojo con el aceite de almendra o de jojoba son maravillosos y se pueden usar en casa.

 

Este artículo fue hecho en colaboración con Marie Montenegro Duarte
Podóloga Integral de Podología Clínica y Masoterapia.

Inicia sesión o regístrate aquí para comentar