Tag Archives: crianza

¿Qué hacer con la Alimentación para un lactante de Alto Riesgo Alérgico?

Especialmente en estas situaciones, durante los primeros 6 meses de vida de un bebé se recomienda mantener la lactancia materna exclusiva. En ocasiones incluso se llega a aconsejar a la madre lactante una dieta hipoalergénica en la que se limite el consumo de los alimentos a los que el bebé pueda ser alérgico, ya que algunas de ellas pueden pasar al niño a través de la leche materna. Las alergias más comunes en la primera infancia son a la leche de vaca, al huevo o al pescado e incluso Alergias Múltiples.

En las ocasiones en las que son precisas estas dietas hipoalergénicas, se recomienda una alimentación si puede ser exenta de proteínas de leche (en ocasiones también hay que eliminar la carne de ternera), huevo y pescado entre otros alimentos.

Cuanto más tiempo se extienda la lactancia materna exclusiva y más tarde se introduzcan ciertos alimentos, menos posibilidades habrá de que el bebé desarrolle alergias alimentarias.

A partir de los 6 meses, siguiendo siempre las recomendaciones del pediatra, se irá introduciendo gradualmente la alimentación complementaria, aunque en este caso, evitando hasta los 12 meses aquellos alimentos frente a los que existe el riesgo de que se desarrolle una reacción alérgica.

Afortunadamente han habido grandes avances que están revolucionando la nutrición con un nuevo enfoque a los tratamientos habituales en base a leche de vaca modificada las cuales poseen un sabor metalizado y amargo, por ejemplo ya está disponible en Chile Blemil Plus Arroz Hidrolizado una nueva fórmula única Clínicamente probada en Europa la cual  su proteína no es de origen animal biológicamente reforzada y que se ha transformado en la N°1 recomendada por los profesionales, consulta a tu pediatra el sabrá que hacer.

 

¿Qué Diferencia hay entre Estreñimiento y Disquecia del lactante?

 

Cuando llega un bebé a la familia nos aporta muchísimas alegrías, pero también algunas preocupaciones. Algunas de las más comunes son si come bien, si duerme bien y si hace bien la caca. A continuación, te hablamos sobre la disquecia del lactante un trastorno muy fácil de confundir con el estreñimiento.

 

¿Qué es la disquecia del lactante?

 

Cuando hablamos de disquecia, nos referimos a un trastorno benigno que padecen algunos bebés al nacer pero que desaparece con las semanas sin ningún tipo de tratamiento, por lo que es importante no alarmarse ni preocuparse en exceso.

Más concretamente, se trata de un fallo de coordinación en todos los músculos que se activan a la hora de la defecación. Es decir, cuando el bebé tiene el intestino lleno, siente la necesidad de hacer caca, pero no sabe cómo relajar el esfínter anal para favorecer la salida de las heces.

El esfínter está cerrado de forma natural para evitar escapes involuntarios. Aprender a relajarlo a la hora de ir al baño es algo que hacemos de forma natural, pero hay bebés que tardan un poco más y deben aprender a coordinar la necesidad de hacer caca con la apertura del ano.

La disquecia del lactante suele ir acompañada de episodios de llanto que duran entre 10 y 20 minutos antes de hacer una deposición blanda o, en ocasiones, normal.

 

¿Qué es Estreñimiento del lactante?

 

Por definición, el estreñimiento se presenta cuando hay menos de 3 deposiciones por semana, siendo las heces duras y difíciles de evacuar. Puede ir acompañado de malestar, dolor abdominal y flatulencia, y puede conducir o agravar hemorroides y fisuras anales.

En lactantes alimentados al pecho no es frecuente el estreñimiento, en caso de presentarse es aconsejable consultar al pediatra para descartar una causa orgánica.

En lactantes alimentados con fórmula láctea hay comprobar que la reconstitución de la leche es correcta, se puede ofrecer una fórmula Anti-Estreñimiento, especial para favorecer el tránsito intestinal de los más pequeños. Si el niño ya come papilla buscar una rica en fibra,

Es también importante acostumbrar al niño a evacuar siempre, si es posible, a la misma hora y realizar habitualmente ejercicio físico adecuado a su edad.

 

Causas del Estreñimiento en Lactantes:

 

  • Paso de lactancia materna a lactancia con fórmula.
  • Cambio de fórmula.
  • Preparación de fórmula con proporciones inadecuadas.
  • Inicio de alimentación complementaria.
  • Dietas pobres en fibra.

 

 

Diabetes Infantil: La alimentación saludable es clave

En el atlas 2019 de la Federación Internacional de la Diabetes (IDF), se afirma que hay 463 millones de personas viviendo algún tipo de Diabetes Mellitus, de los cuales 1.110.000 serían niños y adolescentes con Diabetes tipo 1.

En Chile, los datos relacionados a prevalencia son escasos y señalan que existirían 13.476 personas diagnosticas con DM1, según el Estudio de Verificación de Costos del GES de 2015.

La diabetes es una enfermedad seria y crónica que se genera cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizar eficazmente la insulina que produce. Hay tres tipos principales de diabetes:

Diabetes tipo 1: que es la más frecuente entre los niños y adolescentes.

Diabetes tipo 2: que es la más frecuente entre los adultos y está ligada a la obesidad o el sobrepeso, la falta de actividad física y mala nutrición.

Diabetes gestacional: que es una complicación del embarazo que afecta a 10% de los embarazos a nivel mundial, aproximadamente.

Una gran proporción de los casos de diabetes son prevenibles.

La obesidad es un factor de riesgo

La obesidad infantil es particularmente problemática debido a que el peso adicional suele provocar que los niños comiencen a tener problemas de salud que antes se consideraban exclusivos de los adultos, como diabetes, presión arterial alta y colesterol alto.

Muchos factores, que generalmente funcionan conjuntamente, aumentan el riesgo de que tu hijo tenga sobrepeso:

  • Mala alimentación: Si tu hijo come alimentos con alto contenido calórico, como comidas rápidas, productos horneados y bocadillos de máquinas expendedoras, puede aumentar de peso.

Los dulces y los postres también pueden causar aumento de peso, y cada vez hay más evidencia que apunta a las bebidas azucaradas, inclusive los jugos de fruta, como culpables de la obesidad en algunas personas.

  • Falta de ejercicio: Los niños que no hacen mucho ejercicio tienen más probabilidades de aumentar de peso porque no queman muchas calorías. También contribuye al problema, pasar demasiado tiempo dedicado a actividades sedentarias, como mirar televisión o jugar videojuegos.
  • Factores hereditarios: Si tu hijo proviene de una familia de personas con sobrepeso, es más probable que suba de peso. Esto es especialmente cierto en un entorno donde siempre hay alimentos disponibles que son ricos en calorías y no se fomenta la actividad física.

Por eso, lo más importante es mantener un estilo de vida saludable en los menores, las recomendaciones de los especialistas son las siguientes:

  • Los niños necesitan de una alimentación balanceada y variada.Cada comida debe incluir:
  • Carbohidratos como: cereales integrales, granos, vegetales y frutas naturales.
  • Proteína como pollo, huevo, pescado y carnes magras.
  • Grasas saludables como nueces, aceites de oliva, aguacate.
  • Vegetales sin almidón como lechuga, pepino, tomate, pimentón, zanahorias, brócoli- Trata de incluir al menos un vegetal sin almidón en cada comida.

Los niños necesitan carbohidratos para su desarrollo y crecimiento. No se deben limitar pero debemos poner atención al tipo de Carbohidrato, ya que no todos son iguales.

Recuerda que la cantidad de carbohidrato que debe consumir tu hijo al día debe ser individualizada ya que depende de su edad, peso, actividad física y necesidades calóricas.

¡Cuidar de los nuestros es lo mejor!

Fuentes:

https://www.mayoclinic.org

https://diabeteschile.cl/

https://www.minsal.cl/

 

Por Daniela Valdebenito