Papás en el siglo XXI: La importancia de estar

Papás en el siglo XXI: La importancia de estar

Salcobrand junio , 2021

Este mes se celebra el Día del Padre, por lo que Salcobrand quiso saber cómo ha evolucionado este rol en las últimas décadas y su incidencia en el desarrollo infantil.

LOS NIÑOS QUE TIENEN PADRES PRESENTES MEJORAN SU CAPACIDAD LINGÜÍSTICA Y COGNITIVA, SON MÁS SOCIABLES, EMPÁTICOS Y DESARROLLAN MAYOR AUTOESTIMA.

 

Gabriel García Márquez decía que cuando un recién nacido aprieta por primera vez el dedo de su padre, lo atrapa para siempre con su minúscula mano… Un vínculo que se ha estrechado con el paso de los años, pues a partir de la década de los ’80, la figura paterna autoritaria y distante comienza a desaparecer y deja de lado su rol exclusivo de proveedor, para transformarse en coprotagonista en la historia de vida de sus hijos.

No por nada comparte los quehaceres del hogar con su pareja, se involucra activamente en la educación de su prole y está atento a sus necesidades. Tal y como describe Sergio Sinay, escritor argentino y autor del libro Ser padre es cosa de hombres, “cada papá se convierte en tal el día en que nacen sus hijos”. Un aprendizaje sin camino de retorno en el que es fundamental la presencia diaria.

Pero ¿qué significa estar ahí? Este terapeuta y sociólogo trasandino lo resume muy bien en sus escritos: “Un padre está presente cuando escucha sin juzgar, cuando respeta las decisiones de sus retoños, pone el cuerpo en su relación con éstos, acaricia, sostiene y suaviza (…). Cuando participa de sus sueños y se da el tiempo de acompañarlos en sus momentos graves y cotidianos”.

Una función esencial

Y es que el papá representa un papel preponderante en la crianza de sus niños, debido a que contribuye a que generen su autonomía, asuman responsabilidades y descubran el mundo con libertad. Su actuar nutre y marca su personalidad, brindando un espacio seguro para su progreso socioemocional.

Los beneficios de una paternidad activa son innumerables y han sido recalcados en varias publicaciones. Así, por ejemplo, una reciente investigación de la Universidad de Uppsala en Suecia sostiene que conlleva en los menores una disminución en los problemas de conducta y agresividad; mientras que un estudio efectuado por la Universidad de Concordia en Canadá asegura que los papás que comparten con sus hijos promueven su inteligencia y rendimiento académico.

TIPOS DE PAPÁ
Autoritario: aquella figura paterna que se caracteriza por la rigidez de sus actos y la falta de contacto físico-afectivo con sus hijos.
Permisivo: papá que le da excesiva libertad a sus niños, dejándolos hacer prácticamente lo que quieran con tal que sean felices.
Sobreprotector: siente que el mundo es un peligro para sus retoños y, para que estén a salvo, coarta su libertad e independencia
Pasivo: se desliga de sus responsabilidades paternas y no participa del desarrollo de sus niños.
Negociador: tiene una comunicación fluida y activa con sus hijos, ofreciéndoles alternativas para actuar y evitar conflictos.
 Ideal: brinda afecto, pero también establece los límites con cariño; participa del desarrollo integral de sus hijos y es símbolo de contención y seguridad.

 

Literatura adhoc: Para profundizar en este tema, lee alguno de estos libros o sigue las sugerencias de la UNICEF.  
“Siempre contigo: cómo ser un padre accesible, involucrado y vinculado afectivamente a tu hijo” de Neil Bernstein.
 “El factor papá” de Richard Fletcher.
Sugerencias Unicef