Derribando mitos: cuestión de acné

Derribando mitos: cuestión de acné

Salcobrand enero , 2018

Existen muchas creencias sobre el acné, uno de los principales dolores de cabeza para los que padecen de una piel mixta/grasa.¿Qué es verdad y qué es ficción? Te lo contamos en nuestro blog.

No importa si eres adolescente o adulto, el acné puede afectar tu vida y por ello hemos enumerado una serie de claves que te demostrarán lo que es mito y qué lo que es realidad. Recuerda siempre que el tratamiento para combatir el acné dependerá siempre de cada paciente: su edad, sexo, estilo de vida, tipo y extensión de las lesiones y, por supuesto, su grado de severidad (leve, moderado o severo).

MITO 1: El acné desaparece solo / Falso

Como toda enfermedad, el acné y sus efectos en tu piel deben ser analizadas por un dermatólogo experto para tratarlo de manera adecuada y constante. Debemos considerar que el acné se produce por la proliferación de una bacteria de la piel llamada Propionibacterium acnes (P. Acnes) que tiene una influencia directa en la aparición de imperfecciones.

MITO 2: Para eliminar el acné, revienta tus espinillas / Falso

Cualquier intento de apretar las espinillas o pincharlas es todo un crimen contra la piel. Cada vez que revientas un grano consigues que la bacteria del Acné penetren más profundamente en la piel, lo que podría provocar un enrojecimiento mayor, dolor, inflamación e incluso sobreinfección sin mencionar esas cicatrices antiestéticas. Según los expertos, las espinillas suelen desaparecer en una semana así que ten paciencia y mientras apóyate con toda la línea dermocosmética que tenemos disponible en Salcobrand.

MITO 3: La alimentación influye en la aparición de acné / Falso

Lo cierto es que no existe ningún estudio que demuestre claramente que el consumo de ciertos alimentos sea la causa directa del acné. No hay por qué pensar que los alimentos grasos son los culpables de la aparición de los puntos negros y espinillas, ya que la grasa que se ingiere no se acumula en las glándulas sebáceas, aunque es cierto que una alimentación incorrecta o desequilibrada puede hacer que la frecuencia de la aparición de los granos aumente. Lo más aconsejable es llevar una dieta equilibrada, sin abusar de alimentos grasos. Debe ser rica en frutas y verduras, alimentos en los que abundan las sustancias antioxidantes como vitamina C y vitamina E entre otras, que poseen importantes funciones, entre ellas la de mantener una piel sana.

MITO 4: No uses maquillaje, provoca acné / Falso

El maquillaje por sí solo no causa acné, no todas las bases de maquillaje son iguales ni están indicadas para el mismo tipo de piel. Es muy importante que sepas escoger el maquillaje más adecuado, ya que así conseguirás mejores resultados y evitarás futuros problemas. En caso de tener la piel grasa, lo ideal es que optes por una base libres de aceite, con activos seborreguladores y no-comedogénicos,  cada vez que ocupes maquillaje, limpia tu piel para evitar la obstrucción de tus poros.

MITO 5: El chocolate es el peor enemigo del acné / Falso

El cacao NO es el responsable del acné, tampoco predispone su aparición. Los alimentos que más podrían causar este problema son aquellos que contienen azúcares simples o carbohidratos refinados. Es más, comer chocolate con un alto grado de cacao es incluso beneficioso para nuestra piel.

MITO 6:  Tomar el sol elimina el acné / Falso

Es cierto que en muchos personas el acné mejora durante los meses de verano y con la exposición solar, de alguna forma, el efecto secante del sol reduce el acné, aunque también es cierto que este efecto es temporal y habitualmente las lesiones vuelven a empeorar una vez pasado el verano. Puedes tomar sol, pero con moderación, con Factor de Protección  Solar 30 o 50+ de textura ligera, recuerda que exponerse al sol sin la protección adecuada puede irritar la piel dejando manchas y marcas residuales.

MITO 7: Los cambios hormonales generan acné  / Verdadero

Todos los organismos son diferentes, pero claramente los cambios hormonales pueden propiciar un desequilibrio en la producción de hormonas androgénicas, provocando un  aumento en la segregación de sebo, facilitando así la obstrucción de los poros y, por ende, la aparición de acné.

MITO 8: El estrés y la ansiedad propician la aparición de acné / Verdadero

Cuando nos enfrentamos al estrés y a la ansiedad -situaciones ante las cuales actuamos con nerviosismo- nuestras glándulas sebáceas se activan produciendo un aumento en la secreción de sebo y la obstrucción de los poros, empeorando al acné común. Por ello es siempre necesaria la visión de un dermatólogo experto.

MITO 9: Si no quieres tener acné, deja el tabaco / Verdadero

El tabaquismo es un factor predominante y de riesgo. La adicción al tabaco produce enfermedades a la piel como acné, aparición de arrugas prematuras y manchas en el rostro.

MITO 10: Cosméticos no adecuados para tu piel pueden producir acné / Verdadero

Sin lugar a duda, cuando aquellos cosméticos con exceso de aceite tienen contacto con una piel grasa pueden obstruir los poros y generar acné. Por ello Salcobrand cuenta con una línea completa de productos oil free y no comedogénicos que puedes conocer de la mano de nuestra Dermocoachs.

MITO 11: Lavarse la cara a menudo empeora el acné / Verdadero

¡Ojo con la limpieza facial! Si te excedes en limpiar, conseguirás resecar más la piel, y cuando la piel se seca, su mecanismo de compensación es generar más grasa; por consecuencia la piel se llena de impurezas tales como granos y puntos negros. Por eso, debemos limitar el lavado de la cara a dos veces al día. Recuerda además utilizar productos apropiados para tu tipo de piel. Siempre puedes contar con nuestras Dermocoachs para seleccionar aquellas cremas y tratamientos ad hoc a tus necesidades.

Inicia sesión o regístrate aquí para comentar

Artículos + vistos


¡Gracias!
Pronto recibirás más información sobre nuestro blog.

Consigue nuestro newsletter con lo último en tendencias sobre Bienestar, Belleza, Salud, Fitness y más.

ENVIAR