Depresión infantil en pandemia, más vale prevenir

Depresión infantil en pandemia, más vale prevenir

Salcobrand abril , 2021

El estudio “Cuidemos a nuestros niños” realizado en 2020 por psicólogos, psiquiatras y académicos de distintas instituciones del país, reveló que acorde a la percepción de los papás encuestados, el 40% de los niños presenta cambios de bruscos de humor a partir de la pandemia; 20% está más desganado y 19% evidencia tristeza sin razón.

¿Sabías que 1 de cada 7 niños en el mundo ha vivido en confinamiento durante este año de Coronavirus? Conoce los alcances de este encierro con Salcobrand.

Hoy se celebra un nuevo aniversario del Día Mundial de la Salud, fecha que conmemora la fundación de la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1948 y que cada 7 de abril promueve una nueva campaña con aquellos temas que los estados miembros consideran fundamentales abordar acorde a las necesidades del momento, siendo este 2021 el objetivo “construir un mundo más justo y saludable”.

 

Para conseguirlo, es esencial referirse una de las problemáticas en boga en la actualidad: el incremento de cuadros depresivos en niños y adolescentes como consecuencia del encierro y la pandemia. Y es que como indica la UNICEF, 332 millones de menores en el planeta han vivido bajo políticas de confinamiento durante estos más de 365 días de propagación del COVID-19, lo que reviste un riesgo para su bienestar, pues ha afectado su día a día, restringiendo su aprendizaje y sociabilidad, impidiéndoles compartir con amigos y seres queridos, y mermando sus espacios de esparcimiento y actividad física.

 

Tal y como cuenta María José Camiruaga, Psicóloga Infanto-juvenil de la Universidad de Los Andes y autora de los cuentos El mundo de Clementina*, “a raíz del coronavirus ha habido un incremento considerable de depresiones infantiles y un mayor número de consultas por este tema. Así, y a modo de ejemplo, una reciente encuesta de U-Report de UNICEF, efectuada a más de 8.000 jóvenes de América Latina y el Caribe, reveló que más de una cuarta parte de los entrevistados ha sufrido casos de ansiedad durante este tiempo, un 15% depresión y un 46% se siente menos motivado para hacer las cosas que antes”.

 

Atenta a los síntomas

Pero ¿cómo distinguir cuando el cambio de ánimo se transforma en trastorno? La especialista es enfática al decir que “uno debe preocuparse cuando esta actitud se prolonga o perturba la calidad de vida diaria, por ejemplo, cuando los niños no logran concentrarse, están muy aislados o tienen problemas de convivencia con quienes le rodean”. Y detalla los principales indicios de un cuadro depresivo:

  • Tristeza o irritabilidad inusuales y persistentes.
  • Falta de interés en actividades que alguna vez disfrutaron.
  • Cambios en los hábitos de alimentación y en patrones del sueño.
  • Baja energía y sentimientos de inutilidad y desesperanza.

 

Protege a tus niños

Para prevenir este tipo de trastornos, el Child Mind Institute de Estados Unidos recomienda:

  • Promover espacios que permitan a los menores expresar sus preocupaciones y temores.
  • Limitar el acceso a noticias y monitorear el uso de redes sociales, con el propósito de que reciban la información adecuada y acorde a su edad.
  • Establecer rutinas y hábitos que permitan estructurar su jornada.
  • Incentivar la actividad física o el desarrollo de un pasatiempo para entretenerlos y mantenerlos activos.
  • Preocuparse de que duerman y se alimenten como corresponde.
  • Favorecer el contacto telefónico u online con seres queridos y amigos.
  • Brindarles tiempo de calidad, compartiendo con ellos y escuchándolos.
  • Proporcionarles una mirada optimista y en perspectiva de lo que está sucediendo, reforzando ideas positivas como que ésta es una gran oportunidad para compartir en familia, desarrollar la autonomía, responsabilidad, creatividad y empatía.

 

 

 

 

*Más info 👉 https://mariajosecamiruaga.cl/el-mundo-de-clementina/