Células madre sanguíneas:  Segunda oportunidad de vida

Células madre sanguíneas: Segunda oportunidad de vida

Salcobrand junio , 2021

¿Sabías que cada 2 horas una persona en Chile es diagnosticada con alguna enfermedad potencialmente mortal a la sangre como leucemia o linfoma? ¿Te imaginas contribuir a su recuperación con un simple examen? Descubre la importancia de ser donante.

En nuestro país se diagnostican anualmente alrededor de 4 mil casos de cáncer a la sangre; de éstos alrededor de un 25% de niños y 40% de adultos necesitarán trasplante de células madre sanguíneas para sobrevivir. Únicamente 1 de cada 4 de estos pacientes logrará encontrar un donante 100% compatible al interior de su familia, el resto deberá buscar una alternativa no emparentada que comparta características de compatibilidad genética en las bases de datos mundiales creadas con este propósito. Para conocer más de este tema, Salcobrand entrevistó a Ignacia Pattillo, directora ejecutiva DKMS Chile.

 

Desde que DKMS llegó al país se han registrado más de 80.000 personas en la base de datos de posibles donantes y entregado más de 75 nuevas oportunidades de vida tanto a pacientes chilenos como extranjeros.

 

¿En qué consiste esta entidad y cuál es su principal objetivo?

 

DKMS es una fundación internacional que tiene como misión dar una segunda oportunidad de vida a pacientes que presentan algún tipo de enfermedad mortal a la sangre o patologías vinculadas al sistema hematopoyético y cuya única cura es un trasplante de células madre sanguíneas. La más común es la leucemia, pero también está el linfoma y otras enfermedades no oncológicas como inmunodeficiencias o anemias congénitas. Para ello, nosotros apoyamos a este tipo de pacientes a través de nuestro registro de potenciales donantes. Presente en nuestro país desde 2018, nuestra entidad nació en Alemania y también cuenta con filiales en Estados Unidos, Polonia, Reino Unido, India y Sudáfrica.

 

¿Por qué es importante que Chile posea este tipo de base de datos?

Porque la compatibilidad entre donante y paciente está ligada al origen étnico, por lo que es más probable que sea compatible con alguien que comparta sus mismas características de país o zona geográfica.

 

 

 La donación paso a paso

Para ser potencial donante, la persona interesada debe tener entre 18 y 55 años, vivir en Chile y presentar buena salud. Debe registrarse en www.dkms.cl y seguir las instrucciones de la página web.  Tras esto, recibirá un kit con tres hisopos para frotar al interior de sus mejillas y obtener las muestras de tejido genético necesarias para identificar ciertos marcadores de su HLA o Antígeno Leucocitario Humano, los que deben ser idénticos entre paciente y donante. Luego de procesar esta información, será subida a una base de datos y, si se produce coincidencia entre paciente y donante, éste último deberá someterse a una serie de exámenes médicos para confirmar su estado general y proceder al trasplante de células madre sanguíneas: “Hay dos formas de donar. La primera es mediante un procedimiento llamado aféresis, muy similar a una donación de plaquetas. El segundo método es por un procedimiento quirúrgico en el que las células madre sanguíneas son extraídas desde la médula ósea del hueso de la pelvis”, resume Ignacia Pattillo.

 

 

“La donación de células madre sanguíneas permitió a mi hija Teresita continuar con su vida normal tras la leucemia. En este caso, recurrimos al registro de datos de la Fundación DKMS Alemania porque aún no había llegado su filial a Chile, consiguiendo una gemela compatible que resultó ser una joven de origen polaco, quien tuvo la buena voluntad de ayudar a mi hija en este proceso, donar sus células madre y salvar su vida”, comenta María Teresa Tomasello.

 

¿Qué son las células madre sanguíneas?
 Son células especiales que permiten que nuestro cuerpo genere glóbulos blancos -esenciales para combatir infecciones-; glóbulos rojos, indispensables para transportar oxígeno a nuestro organismo y eliminar residuos; y plaquetas que posibilitan que la sangre coagule.Este tipo de células se encuentran en la médula ósea, en los restos de placenta y en el cordón umbilical de los recién nacidos.