Mejora tu calidad de vida: Asegúrate un buen dormir

Mejora tu calidad de vida: Asegúrate un buen dormir

Salcobrand marzo , 2022

Este mes se celebra el Día Mundial del Sueño, una necesidad básica, esencial para nuestra supervivencia, y que es tan importante como respirar o comer, pero ¿qué ocurre cuando este descanso reparador escasea? Aparece el insomnio y las noches en vela…

Thomas Dekker, el reconocido actor y músico estadounidense, dijo alguna vez que “el sueño es la cadena de oro que enlaza la salud y el cuerpo”, por algo dormir bien permite rendir al máximo al día siguiente, estar alerta, y conservar la mente fresca y el ánimo, ¡en alza! Y su ausencia provoca, en cambio, falta de memoria, cansancio e irritabilidad, entre otros problemas.

Para conocer las repercusiones de descansar poco durante la noche o en definitiva no hacerlo, Salcobrand entrevistó al Dr. Luis Alberto Espinoza, Neurólogo de Clínica Somno (www.somno.cl).

¿SABÍAS QUE ACORDE A LA AMERICAN ACADEMY OF SLEEP MEDICINE 1 DE CADA 3 ADULTOS A NIVEL MUNDIAL SUFRE DE INSOMNIO EN FORMA OCASIONAL AFECTANDO SU CALIDAD DE VIDA?

¿Qué es el insomnio y qué factores que gatillan su aparición? 

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente y consiste en la dificultad para iniciar el descanso y/o mantener éste durante la noche.

Existen múltiples factores que lo pueden inducir, entre ellos está la auto privación de sueño, malos hábitos, alteraciones en el esquema de sueño-vigilia, trabajar en sistema de turnos, el consumo problemático de alcohol o drogas; enfermedades psiquiátricas y orgánicas que alteran el descanso como los síndromes de apnea del sueño y de pierna inquieta, reflujo gastroesofágico o patologías que provoquen dolor crónico.

Las consecuencias son múltiples, constatándose un deterioro en la calidad de vida, cansancio, somnolencia excesiva, problemas de atención, pérdida de motivación y también mayor labilidad emocional.

¿Qué tipos de insomnio existen y cuál es el patrón de sueño ideal para un descanso reparador? 

Este trastorno se puede clasificar de varias maneras. Por ejemplo, por su tiempo de duración en insomnio transitorio, de corta duración (2-3 a semanas) y crónico (de más de 1 mes).

Por su forma de aparición, que puede ser al inicio del sueño, demorando la persona más de 30 minutos en dormirse; de mantenimiento en que existen despertares prolongados durante la noche; y de despertar precoz, en el cual el paciente despierta 2-3 horas previas a lo deseado.

Para tenerlo claro, el sueño saludable es aquel que se inicia antes de 30 minutos tras acostarse y permite recobrar energías para el día siguiente. Aunque la duración de este descanso varía según la edad, lo normal es que un adulto duerma entre 6 y 10 horas diarias.

¿Cómo puede afectar la calidad de vida?

Provocando, por ejemplo, fatiga o poca energía, somnolencia diurna, alteración de atención y estado anímico; dificultades de comportamiento o deterioro de la función ocupacional, académica, interpersonal o social.

 ¿Qué grupo etario es más propenso a padecer este trastorno y cuándo es aconsejable consultar a un especialista? 

El insomnio se puede dar en todos los grupos etarios y estas últimas décadas está siendo cada vez más común en la niñez y adolescencia, siendo el segmento de mayor frecuencia las personas entre 45 y 55 años, especialmente mujeres. Se recomienda consultar con un especialista cuando este trastorno se presente por 3 semanas o más, o en caso de que produzca un deterioro en la calidad de vida.

Hábitos o consejos para mejorar la higiene del sueño. 

  • Tener rutinas consistentes con horarios regulares de sueño.
  • Evitar el uso de pantallas al menos 1 hora antes de acostarse.
  • No ingerir bebidas con cafeína o alcohol por la noche.
  • Comer alimentos livianos y al menos 2 horas previo a irse a la cama.
  • Practicar actividad física, evitando hacerlo antes de acostarse.
  • Preocuparse de que la habitación esté ordenada, limpia, oscura, aislada del ruido y sin estímulos que impidan el descanso.
Descansa como corresponde
Mejora tu higiene del sueño conociendo sus beneficios:

  • Incrementa la inteligencia social y emocional, pues al estar de buen humor te relacionas adecuadamente con los demás.
  • Regula tu peso corporal, ya que la conciliación del sueño evita la producción de la hormona ghrelina, responsable del aumento del apetito.
  • Potencia la creatividad, puesto que el cerebro se regenera durante las horas de descanso, estimulando nuevas conexiones neurológicas.
  • Promueve la salud coronaria, influyendo en la disminución de la frecuencia cardíaca y la regulación de la presión arterial.
  • Aumenta la productividad y concentración.
  • Mejora las defensas y la capacidad para enfrentar los virus y bacterias.
  • Reduce los riesgos de padecer depresión, pues al dormir bien el cuerpo se relaja y produce melanina y serotonina, antídotos perfectos contra el estrés.