Tag Archives: ETS

El ABC  de los métodos anticonceptivos

Sin ir más lejos, en Chile, el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) ha aumentado desde el año 2010, situándose con un 34% de nuevos casos, según el informe global más reciente del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH / sida (ONUSIDA), del año 2019. 

Por eso es importante conocer cuáles son las opciones que puedes elegir para organizar tu bienestar sexual. Existen diversos tipos de anticonceptivos hormonales y si bien las pastillas son el método más conocido en Chile y en el mundo, no son el único. 

Si tienes dudas sobre cuál escoger, lo mejor es consultar con tu ginecólogo. Conocer nuestro cuerpo y sexualidad es vital para nuestro bienestar. Abajo los prejuicios! 

¡Anticonceptivos para todas!

  • Preservativo femenino

Una alternativa poco explorada en nuestro país. Lo interesante es que cumple con varias funciones además de evitar el embarazo, entre ellas, evita el contacto directo, protegiéndote de enfermedades de transmisión sexual.

  • Pastillas anticonceptivas

Además de evitar un embarazo, los anticonceptivos orales también tienen otras funciones. Pueden ayudar a tener la piel menos grasa, desarrollar menos acné, disminuir el flujo de la menstruación, la duración en cuanto a  días y a tener un ciclo menos doloroso.

  • Anillo mensual

Es un dispositivo de silicona que se introduce en la cavidad de la mujer y libera hormonas que impiden la fecundación. Se deja por tres semanas y en el día 21 del ciclo, se retira. Durante esa semana libre de anillo, llega la menstruación. Terminado el ciclo, se debe volver a utilizar uno nuevo.

  • Parches hormonales

Los parches transdérmicos están constantemente liberando hormonas al torrente sanguíneo. Se pueden utilizar en el glúteo, el abdomen, el brazo o la espalda baja. Cada parche dura una semana y por cada ciclo se usan tres parches. La cuarta semana es libre y en ella ocurre la menstruación.

  • Inyección mensual y trimensual

Son hormonas inyectables intramusculares que se pueden poner en el brazo o en el glúteo. La principal ventaja es que no te olvidarás de ellas, como puede ocurrir con las pastillas anticonceptivas diarias.

  • Implante

Es una varilla, más pequeña que un fósforo, que se pone mediante una pequeña incisión en el brazo. Cada una dura tres años, tiempo en el que estarás protegida.

Cada mujer es libre de optar por el anticonceptivo que más le acomode de acuerdo a su organismo. La mejor opción es consultar con tu ginecólogo y realizarte exámenes, así podrás decidir el método correcto para cuidar de tu salud sexual. 

 

Por: Daniela Valdebenito