Category Archives: Salud

¿Cómo vivir con la dermatitis seborreica a diario?

En la práctica, la aplicación de unas cuantas reglas básicas para la vida diaria puede ayudar a combatir la dermatitis seborreica y evitar o retrasar la aparición de un nuevo brote limitando al máximo los factores coadyuvantes:

  • Mantener una buena higiene de la piel y el cuero cabelludo utilizando productos dermocosméticos específicos para esta patología, adaptados y suaves
  • Secar la piel efectuando toquecitos sin frotar tras asearse y evitar rascarse las lesiones en la medida de lo posible, para no aumentar la irritación y no reactivar el círculo inflamatorio
  • Prestar especial atención a la piel en caso de cansancio y exceso de trabajo
  • Seguir una dieta sana y equilibrada
  • Reducir el consumo de alcohol y tabaco al máximo
  • Disfrutar de los beneficios del sol con la protección adecuada

Los laboratorios Ducray ha desarrollado tratamientos de cuidado ideal que actúan sobre las placas de caspa en la piel y en el cuero cabelludo: Kelual DS  Champu tratante reductor antirecidivas para el cuero cabeludo, y Kelual DS Crema Calmante escamo reductora anti recidiva para la piel.

 

 

Ayuno intermitente: Una alternativa para estar bien

Mark Twain, el famoso escritor estadounidense, decía que “un poco de ayuno puede hacer mucho más que la mejor medicina y el mejor doctor”, por algo esta práctica lleva realizándose hace siglos y ya desde la antigua Grecia reconocidos filósofos, pensadores y médicos destacaban sus efectos terapéuticos. No por nada Hipócrates, Platón, Sócrates, Aristóteles y Galeno elogiaban sus propiedades al momento de prevenir enfermedades o revitalizar la mente y el cuerpo.

Pero ¿qué es este concepto y cómo funciona? Implica estar sin ingerir alimentos, bebidas o ambas cosas durante un tiempo determinado, siendo el más común la versión intermitente, que promueve la restricción alimentaria por día o semana y donde la premisa de cuándo comer se transforma en la base para obtener resultados.

Tal y como detalla Jésica Quintero, Nutricionista con Postítulo en Nutrición Pediátrica y Alergias Alimentarias en el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile: “El ayuno intermitente es un patrón de alimentación que incluye ciclos de restricción alimentaria de al menos 12 horas y no más de 36, esperándose que en ese lapso se produzcan una serie reacciones fisiológicas, por ejemplo, de 0 a 3 horas los niveles de glucosa e insulina aumentan y se activan las vías anabólicas, que almacenan glucógeno y triglicéridos como tejido adiposo. Transcurrido ese período empieza a bajar la insulina, se usa la glucosa almacenada como glucógeno y se equilibra la glucemia a nivel basal. Llegada las 12 horas de ayuno, se inicia la producción de beta-hidroxibutirato (BHB), un cuerpo cetónico de combustión de ácidos grasos que -entre otros aportes- mejora la sensibilidad a la insulina, incrementa la termogénesis de la grasa y provoca efectos positivos en el sistema inmunológico”.

 

La importancia de asesorarse

Para seguir este modelo alimenticio de forma efectiva y segura, Jésica Quintero sugiere consultar previamente a un especialista, con el propósito de que éste efectúe los exámenes de laboratorio correspondientes y adapte el plan a las necesidades y objetivos del paciente. Si de restricciones se trata, no pueden hacer este programa aquellas mujeres que estén embarazadas o en período de lactancia, niños y adolescentes, para no interferir en su etapa de crecimiento, ni personas que presenten trastornos alimentarios; se inyecten insulina y consumen hipoglucemiantes.

 

Beneficios de su práctica

  • Estudios sostienen que seguir esta forma de alimentación podría estar vinculado con menores tasas de enfermedades coronarias, pues su práctica disminuye los niveles sanguíneos de colesterol LDL, triglicéridos y proteína C reactiva.
  • Convertir este plan en un hábito podría servir para adelgazar, al reducir la ingesta de calorías diarias.
  • Su seguimiento podría contribuir a bajar los indicadores de inflamación del organismo y generar, además, efectos positivos sobre la plasticidad neuronal.

 

Los más comunes

  • Ayuno por 12 horas: este plan es ideal para principiantes, pues gran parte de la restricción alimentaria se realiza durante las horas de sueño.
  • 16:8: equivale a 16 horas de ayuno y 8 horas donde se distribuye la alimentación. Por lo general, se salta el desayuno y la primera comida se inicia a las 10 de la mañana terminando a las 18 horas.
  • 5:2: durante 2 días a la semana se reduce la ingesta de calorías al máximo, es decir, 500 a 600 calorías, y los otros 5 se ingiere alimento normalmente.

 

¿Dieta o estilo de vida?
Durante las horas de ayuno, ¡mantente siempre hidratada! Bebe agua en abundancia, café sin azúcar, té o infusiones de hierbas. Si las ansias de comer son excesivas, cálmalas tomando un caldo de verduras casero.

Para conservarte en forma siempre, aliméntate balanceadamente. Sigue, por ejemplo, el “método del plato” sugerido por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, que establece las proporciones por grupo de alimentos a consumir a diario.

Infórmate antes de comenzar
Conoce los pormenores de esta tendencia, leyendo algunos de los siguientes libros.

  • “Ayuno intermitente” de Carlos Pérez y Néstor Sánchez.
  • “El ayuno como estilo de vida: descubre las claves para incorporar el ayuno intermitente a tu vida y disfrutar sus beneficios para la salud y la pérdida de peso” del Dr. Jason Fung, Eve Mayer y Megan Ramos.
  • “Ayuno para vivir más y mejor” de Rüdiger Dahlke.

Acorde a una investigación publicada por la revista BMJ Case Reports, el ayuno podría contribuir a bajar el nivel de azúcar en la sangre, previniendo la diabetes.

Según un estudio efectuado por Mark Mattson, Profesor de neurociencia en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos, el ayuno intermitente tiene numerosas ventajas para el organismo, entre las cuales se destacan alargar la vida, retardando la oxidación celular.

Maternidad tardía

Una decisión consciente

 

Nunca es tarde para cumplir los sueños y materializar el anhelo de hacer familia, pero ¿qué ocurre cuando esa carrera hacia la maternidad se inicia contra reloj biológico? Carolina Ortega, PhD y Ginecóloga Especialista en Medicina Reproductiva de la Clínica Monteblanco responde.

 

¿Por qué las mujeres están siendo mamás a mayor edad?

 

A nivel mundial, cambiaron las prioridades y las mujeres estamos postergando cada vez más la maternidad, con objeto de tener una mejor proyección personal y/o profesional, o esperar a la pareja “adecuada”.  Esto hace que busquemos embarazarnos tardíamente y no justamente en la edad que biológicamente estamos hechas para ser mamás a diferencia de lo que ocurría en la época de nuestras abuelas, donde el primer hijo nacía entre los 15 y 20 años y ya a los 25 la mayoría podía estar cerrando la familia. Actualmente, la mujer tiende a concebir hacia los 35 años y varias lo hacen sobre las cuatro décadas.

 

¿Cuál es la mejor edad biológica para concebir?

 

En el rango entre los 20 y 35 años. A partir de esta edad, comienza a descender la curva de fertilidad femenina.

Para que las personas se hagan una idea, si la pareja no presenta patologías de base en el peak de su edad fértil, tiene entre un 20 y 25% de probabilidades de embarazarse en un mes, pero esa cifra baja a un 10% a los 40 y a sólo un 2% a los 45 años. Y es que hay que considerar que las mujeres somos -por así decirlo- una máquina constante de pérdida de óvulos, ya que formamos éstos únicamente cuando somos fetos en el útero materno, teniendo en ese momento 7 millones de huevitos aproximadamente. Ellos se reducen a alrededor de 1 millón al nacer y siguen disminuyendo con el paso de los años, iniciando la etapa fértil con la mitad de éstos al instante de la primera regla. Entonces, es un período muy corto para el uso real de los óvulos y a medida que aumenta la edad, disminuye la oportunidad de fecundación.

 

¿Qué repercusiones trae aparejado el retraso en esta decisión?

 

Si bien hoy en día una mujer de 40 años luce como de 30, la edad del ovario continúa siendo la misma, por lo que quien quiera ser mamá post 35 años, debe saber que no es tan fácil embarazarse y que a medida que transcurre el tiempo aumentan los riesgos de sufrir, por ejemplo, presión alta durante el embarazo o preeclampsia, presentar diabetes gestacional, o derivar en un parto prematuro.

A mayor edad materna, es más difícil desarrollar un embrión euploide (es decir sin alteraciones cromosomicas), por lo tanto, se incrementa el riesgo de abortos espontáneos.

El retraso en la maternidad ha hecho que cada vez más parejas recurran a técnicas de reproducción asistida. Esta especialidad de la ginecología ha logrado ayudar a mujeres y parejas de mayor edad, pues usando este tipo de técnicas se pueden estudiar los embriones cromosomicamente y permitir así concebir, gestar y llevar a casa a un recién nacido.

Además, es esencial tener una vida equilibrada, saludable y seguir las recomendaciones prenatales.

 

¿Cuándo conviene consultar para determinar si existen problemas de fertilidad?

 

Lo primordial es la edad materna. Si no existe ninguna sospecha de infertilidad femenina o masculina, en mujeres menores de 35 años, los especialistas sugerimos exponerse a embarazo durante 1 año. A partir de los 35 años, ese período de exposición se acorta a 6 meses. Pasado este tiempo, se recomienda consulta al especialista en fertilidad. En mujeres sobre cuatro décadas se sugiere consultar de forma inmediata.

 

Alternativas para aumentar las probabilidades:

 

Lo principal es consultar prematuramente con especialistas en fertilidad, para que éstos evalúen a la pareja en su totalidad. En mujeres sobre 40 años, se aconseja el tratamiento in-vitro o de alta complejidad, ya que se pueden estudiar los embriones desde el punto de vista cromosómico y aumentar así las posibilidades de embarazo. Otra alternativa es la ovodonación, que utiliza óvulos de mujeres de menor edad y con mejor capacidad de fecundación.

 

Beneficios de ser mamá a mayor edad
  • La mujer desea ser madre y sigue conscientemente este camino.
  • Tiene estabilidad psicoemocional y económica.
  • Lleva una vida más sana, resuelta y pausada.
  • Es más paciente y empática con sus hijos.

 

En primera persona
Carolina Moya, periodista, y quien tuvo a su hijo a los 40 años, cuenta su experiencia: “Ser mamá a esa edad trae como beneficios tener la madurez y tranquilidad suficientes para abocarse a la crianza… Darle la justa intensidad a las enfermedades, caídas y complicaciones propias de la infancia, además de contar con una amplia red de apoyo y amigas generosas que te aportan con sus valiosos datos y tips (…). ¿La desventaja? Tener menos capacidad física y energética”.

La lucha entre el bueno y el malo: Mantén tus niveles de colesterol a raya

¿Qué es el colesterol y para qué sirve?

El colesterol es una molécula indispensable para la vida humana, pues desempeña funciones estructurales y metabólicas esenciales. Así, por ejemplo, es un componente estructural de las membranas; participa en el desarrollo embrionario y es precursor de hormonas esteroidales, sales biliares y vitamina D. Puede provenir tanto de la dieta como ser sintetizado por nuestras células -principalmente en los hepatocitos-.

¿Por qué es importante regular esta molécula?

Es fundamental controlarla, ya que su exceso puede generar dislipidemias,

ateroesclerosis y litiasis biliar y su deficiencia, provocar malformaciones congénitas.

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) recomienda que todos los adultos se controlen el colesterol cada 4 a 6 años, a partir de las dos décadas, edad en que los niveles de esta molécula empiezan a ascender.

¿Qué tipos de colesterol existen?

Esta molécula es transportada a través de lipoproteínas, por lo que se tiende a hablar de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y aquellas de alta densidad (HDL). El colesterol LDL conocido también como “malo”, tiene como función transportar esta sustancia desde el hígado hacia los tejidos periféricos, por lo que su exceso es asociado a mayor aterogenicidad, o potencialidad de obstrucción de arterias-. En cambio, el colesterol HDL o “bueno”, se encarga de extraer esta molécula de los tejidos y llevarla hacia el hígado para su posterior metabolismo y eliminación intestinal junto a las heces.

Para tener en cuenta, las dislipidemias son un conjunto de patologías que se caracterizan por alterar los niveles sanguíneos de colesterol, generando riesgos para la salud como: enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, ateroesclerosis, cardiopatía coronaria y pancreatitis aguda, entre otros.

 

¿Cuáles son los niveles de colesterol recomendados?

En el caso de los adultos, depende del riesgo cardiovascular que tenga el paciente, si lo tiene, se aconseja que su nivel de C-LDL sea menor a 70 mg/dL.  En cambio, si una persona presenta un riesgo bajo, se sugiere que el C-LDL sea inferior a 130 mg/dL.

Alimentos que contribuyen a potenciar el colesterol:

Malo

  • Carnes altas en grasa (lomo vetado, malaya, interiores, entraña, etc.).
  • Lácteos enteros (quesos amarillos, mantequilla y cremas).
  • Embutidos
  • Productos de pastelería y panes como la hallulla.
  • Alimentos ultraprocesados.
  • Frituras

Bueno

  • Frutas y verduras.
  • Carnes magras.
  • Cereales integrales.
  • Legumbres, frutos secos y semillas.

 En el caso de los niños, los índices de colesterol alto pueden deberse a variadas razones, por ejemplo, una dieta alta en grasas, antecedentes familiares, obesidad, o enfermedades como diabetes o de los riñones.

Hábitos que mejoran la calidad de vida
 Si quieres reducir los niveles de esta molécula, sigue estas sugerencias.

  • Prefiere alimentos que sean saludables para tu corazón, evitando las grasas trans y saturadas y optando, en cambio, por comidas ricas en ácidos grasos omega-3, que contribuyen a disminuir la presión arterial.
  • Aumenta la ingesta de fibra soluble para aminorar la absorción de colesterol en la sangre, consume productos como la avena, manzanas y peras.
  • Mejora tu condición física para incrementar las lipoproteínas de alta densidad. Practica ejercicio 30 minutos diarios y por lo menos 5 veces a la semana.
  • ¡Adelgaza! Bajar de peso reduce el colesterol malo e, incluso, aumenta el bueno, pues al hacerlo, se aminora la grasa corporal.
  • Limita la ingesta de alcohol para no elevar los niveles de triglicéridos en la sangre.
  •  Evita el cigarrillo para mejorar tu colesterol bueno, bajar la presión arterial y maximizar la frecuencia cardíaca.

 

 

 

 

Agua ¡Pura vida para tu cuerpo!

“El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza”… La frase de Leonardo da Vinci, célebre artista, científico e inventor italiano, certifica la relevancia de este líquido tanto para la humanidad como para la existencia del planeta. Y es que este componente no sólo ayuda a saciar la sed, sino que también contribuye al perfecto funcionamiento de los distintos órganos del cuerpo.  Así, por ejemplo, ¿sabías que el 60% del peso de un hombre es agua y cerca del 50% en el caso de una mujer? No por nada la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su consumo diario (11/2 a 2 litros per cápita), pronosticándose que, a lo largo de la vida, una persona beberá hasta 75 mil litros de este vital elemento.

Según diversos estudios científicos, la sola pérdida del 2% de agua corporal puede causar un menoscabo momentáneo en la memoria y en la visión.

 

Por algo este líquido cumple funciones tan variadas como, por ejemplo, eliminar las toxinas y desechos del organismo; servir de termorregulador para liberar el calor corporal, o posibilitar el transporte del oxígeno y los nutrientes por la sangre. Y es que incluso el agua puede prevenir problemas de salud tan diversos como reumatismos, artritis, cálculos renales o cáncer.

Como prueba de lo anterior, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Loma Linda en California arrojó que, de las 20 mil personas participantes, aquellas que bebían 5 o más vasos diarios de agua tenían menor índice de problemas cardíacos que las que únicamente tomaban 2. Si hasta el American Cancer Society reconoce el aporte de este elemento al instante de reducir el riesgo de padecer cáncer de vejiga, sosteniendo que la hidratación adecuada repercute en el correcto funcionamiento de riñones y sistemas como el inmunológico y el digestivo.

Además, este elixir de vida es ideal para evitar los riesgos de calambres y esguinces, mantener la belleza y frescura de la piel o el buen estado del pelo y las uñas. ¡Si hasta sirve para evitar las migrañas, adelgazar y promover la buena memoria y concentración!

Este vital elemento permite que nuestro organismo realice la mayor parte de sus funciones; así ¾ partes del cerebro humano y el corazón se componen de este líquido, más del 80% de los pulmones lo incluyen y sobre el 92% de la sangre está formada por agua.

 

 

Toma la dosis correcta

Para saber si estás bebiendo suficiente líquido, evalúa los signos y preocúpate de consumir agua con cada alimento y entre comidas y también, antes, durante y después de ejercitarte.  Si presientes que estás deshidratada, fíjate en el color de tu orina, pues si está oscura, tu organismo requiere de este vital elemento, o si presentas dolor de cabeza, cansancio, calambres, cambios de humor o falta de memoria sin razón aparente.

 

Para todos los gustos
Pero no sólo el agua dulce aporta innumerables beneficios, también sus versiones salada y termal. Así, el líquido proveniente del mar posee una alta concentración de minerales que estimulan la renovación celular, brindan una sensación de bienestar y relajo, reestablecen el pH cutáneo y sincronizan los sistemas simpático y parasimpático, entre otras propiedades. En tanto el agua termal es perfecta para tratar la piel sensible, mejorar la circulación sanguínea, la oxigenación y eliminación de toxinas, estimulando al sistema inmunitario y disminuyendo los dolores musculares y reumáticos.

 

El mejor medio para ejercitarse
 Para mejorar tu estado físico y relajarte, aprovecha los beneficios que te ofrece este elemento. Practica, por ejemplo, natación, sindicado como el deporte más completo al potenciar toda la musculatura corporal; buceo, si deseas fortalecer tu capacidad pulmonar, o canotaje, si el objetivo es entrenar el tren superior de tu cuerpo. Ten presente que al estar flotando o sumergida en el medio acuático, quemarás calorías sin cansarte en exceso y podrás perfeccionar la postura de tu columna sin dolencias.  Además, este tipo de ejercicio es excelente para tonificar, sirve para reducir el estrés y la ansiedad y es apto para todo público.

 

Alimentos ideales para hidratarse
 Si quieres verte y sentirse siempre fresca, incluye en tu dieta diaria aquellas frutas y verduras abundantes en este vital elemento y ten en cuenta que, para cumplir con este atributo, deben contener más de 70 gramos de este líquido por cada 100 gramos de alimento.  Mejora tu hidratación, consumiendo, por ejemplo:

  • Pepino: un vegetal que contiene 96,7 gramos de agua por cada porción de 100 gramos y que además es rico en vitaminas A, B y C, azufre y magnesio, por lo que es fantástico para rehidratar y devolverle la luminosidad a la piel.
  • Apio:compuesta en un 97% de agua, esta hortaliza también aporta al organismo fibra y vitaminas A, C y K, último componente que acorde a un estudio de la Universidad de Harvard, contribuye a la producción celular.
  • Tomate: este vegetal posee un 94,5% del vital elemento, aparte de concentrar grandes cantidades de vitaminas y licopeno, siendo un excelente diurético y antiinflamatorio.
  • Sandía: es la fruta con mayor contenido de agua y menor aporte energético, además nutre al cuerpo con potasio, magnesio y vitamina C.
  • Manzana:posee un 84% de agua, contiene agentes anticancerígenos y un alto aporte en fibra, por lo que sirve para combatir el estreñimiento y el colesterol malo.

 

 

 

Mejora tu calidad de vida: Asegúrate un buen dormir

Thomas Dekker, el reconocido actor y músico estadounidense, dijo alguna vez que “el sueño es la cadena de oro que enlaza la salud y el cuerpo”, por algo dormir bien permite rendir al máximo al día siguiente, estar alerta, y conservar la mente fresca y el ánimo, ¡en alza! Y su ausencia provoca, en cambio, falta de memoria, cansancio e irritabilidad, entre otros problemas.

Para conocer las repercusiones de descansar poco durante la noche o en definitiva no hacerlo, Salcobrand entrevistó al Dr. Luis Alberto Espinoza, Neurólogo de Clínica Somno (www.somno.cl).

¿SABÍAS QUE ACORDE A LA AMERICAN ACADEMY OF SLEEP MEDICINE 1 DE CADA 3 ADULTOS A NIVEL MUNDIAL SUFRE DE INSOMNIO EN FORMA OCASIONAL AFECTANDO SU CALIDAD DE VIDA?

¿Qué es el insomnio y qué factores que gatillan su aparición? 

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente y consiste en la dificultad para iniciar el descanso y/o mantener éste durante la noche.

Existen múltiples factores que lo pueden inducir, entre ellos está la auto privación de sueño, malos hábitos, alteraciones en el esquema de sueño-vigilia, trabajar en sistema de turnos, el consumo problemático de alcohol o drogas; enfermedades psiquiátricas y orgánicas que alteran el descanso como los síndromes de apnea del sueño y de pierna inquieta, reflujo gastroesofágico o patologías que provoquen dolor crónico.

Las consecuencias son múltiples, constatándose un deterioro en la calidad de vida, cansancio, somnolencia excesiva, problemas de atención, pérdida de motivación y también mayor labilidad emocional.

¿Qué tipos de insomnio existen y cuál es el patrón de sueño ideal para un descanso reparador? 

Este trastorno se puede clasificar de varias maneras. Por ejemplo, por su tiempo de duración en insomnio transitorio, de corta duración (2-3 a semanas) y crónico (de más de 1 mes).

Por su forma de aparición, que puede ser al inicio del sueño, demorando la persona más de 30 minutos en dormirse; de mantenimiento en que existen despertares prolongados durante la noche; y de despertar precoz, en el cual el paciente despierta 2-3 horas previas a lo deseado.

Para tenerlo claro, el sueño saludable es aquel que se inicia antes de 30 minutos tras acostarse y permite recobrar energías para el día siguiente. Aunque la duración de este descanso varía según la edad, lo normal es que un adulto duerma entre 6 y 10 horas diarias.

¿Cómo puede afectar la calidad de vida?

Provocando, por ejemplo, fatiga o poca energía, somnolencia diurna, alteración de atención y estado anímico; dificultades de comportamiento o deterioro de la función ocupacional, académica, interpersonal o social.

 ¿Qué grupo etario es más propenso a padecer este trastorno y cuándo es aconsejable consultar a un especialista? 

El insomnio se puede dar en todos los grupos etarios y estas últimas décadas está siendo cada vez más común en la niñez y adolescencia, siendo el segmento de mayor frecuencia las personas entre 45 y 55 años, especialmente mujeres. Se recomienda consultar con un especialista cuando este trastorno se presente por 3 semanas o más, o en caso de que produzca un deterioro en la calidad de vida.

Hábitos o consejos para mejorar la higiene del sueño. 

  • Tener rutinas consistentes con horarios regulares de sueño.
  • Evitar el uso de pantallas al menos 1 hora antes de acostarse.
  • No ingerir bebidas con cafeína o alcohol por la noche.
  • Comer alimentos livianos y al menos 2 horas previo a irse a la cama.
  • Practicar actividad física, evitando hacerlo antes de acostarse.
  • Preocuparse de que la habitación esté ordenada, limpia, oscura, aislada del ruido y sin estímulos que impidan el descanso.
Descansa como corresponde
Mejora tu higiene del sueño conociendo sus beneficios:

  • Incrementa la inteligencia social y emocional, pues al estar de buen humor te relacionas adecuadamente con los demás.
  • Regula tu peso corporal, ya que la conciliación del sueño evita la producción de la hormona ghrelina, responsable del aumento del apetito.
  • Potencia la creatividad, puesto que el cerebro se regenera durante las horas de descanso, estimulando nuevas conexiones neurológicas.
  • Promueve la salud coronaria, influyendo en la disminución de la frecuencia cardíaca y la regulación de la presión arterial.
  • Aumenta la productividad y concentración.
  • Mejora las defensas y la capacidad para enfrentar los virus y bacterias.
  • Reduce los riesgos de padecer depresión, pues al dormir bien el cuerpo se relaja y produce melanina y serotonina, antídotos perfectos contra el estrés.

 

 

 

Inteligencia emocional ¡Cultiva tu mejor versión!

Daniel Goleman, psicólogo y escritor estadounidense, sindicado como referente en materia de inteligencia emocional, dijo alguna vez que el arte de las relaciones se basa, en gran parte, en la capacidad para vincularse adecuadamente con las emociones ajenas… Un concepto que está cada día más en boga y que incluso ha trascendido el aspecto meramente interpersonal, adquiriendo relevancia tanto en el ámbito educativo como laboral. Pero ¿qué es este término del que tanto se habla?, ¿cómo puedes aprender a ser emocionalmente inteligente? Se lo preguntamos a Alejandra Escandón, Neuropsicóloga MA-BCN Cornell University y

Directora del Centro Andes Neurofeedback (www.andesneurofeedback.com).

ESTE CONCEPTO SURGIÓ A PARTIR DE LA SALIDA DEL LIBRO DE HOWARD GARDNER, “INTELIGENCIAS MÚLTIPLES: LA TEORÍA EN LA PRÁCTICA”, QUE POSTULABA QUE LOS INDICADORES DE INTELIGENCIA –COMO EL COEFICIENTE INTELECTUAL– NO EXPLICAN PLENAMENTE ESTA CAPACIDAD COGNITIVA, PUES EXISTEN TAMBIÉN OTROS TIPOS, COMO LA INTERPERSONAL E INTRAPERSONAL.

¿Qué es la inteligencia emocional y cuáles son sus principales características? 

Ésta es una forma de interacción propia de los seres humanos; una habilidad que nos permite entender, usar y manejar nuestras emociones de manera positiva para así autorregularnos y controlar el estrés. Utilizando herramientas como la comunicación asertiva, empatía y otras formas orientadas a mejorar, mediar o conducir instancias de crisis o conflicto.

¿Es posible desarrollar esta habilidad tardíamente?, ¿a través de qué mecanismos se puede incrementar?

Claro que se puede desarrollar a cualquier edad, pues nunca es tarde para mejorar. Para ello debemos partir por comprender que el coeficiente intelectual no garantiza el éxito, y aunque sí aporta una base cognitiva firme, es el cómo nos desenvolvemos en el mundo interpersonal lo que define cómo somos percibidos; cómo nos afectan las situaciones de crisis, cómo sobrellevamos las buenas o malas noticias, o cómo nos desenvolvemos familiar y laboralmente.  Y es que es nuestro cerebro el que controla nuestra conducta emocional; desde pequeños crecemos cerebralmente para madurar nuestra zona prefrontal, preparándonos para autorregularnos, pero es un trabajo continuo y de toda la vida.

Para incrementar esta capacidad, las personas pueden emplear terapias de coaching, aquellas tradicionales y también las más revolucionarias como Neurofeedback o Biofeedback, que permiten controlar las emociones y estimular los recursos neuronales.

¿Por qué es importante potenciar esta capacidad?

Porque facilita la vida puesto que, a partir de las propias experiencias ante la adversidad, el manejo de la frustración, o el aumento de la motivación, entre otros aspectos, las personas encuentran el real sentido a sus vidas, permitiéndoles adaptarse e incrementar su nivel de bienestar…

Consejos para vincularse con los demás de manera sana e inteligente.

  • Lo principal es trabajar en conocerse bien a uno mismo, para así fomentar las emociones positivas y saber reaccionar asertivamente.
  • Ser capaz de aprender de las fallas y tener un buen manejo de la frustración.
  • Tener las metas claras y observar lo que realmente necesitas; aquellas cosas que te ponen contento y, también, saber establecer los límites.
  • Poner en práctica la compasión. No olvidar que las personas somos seres sociales y que cada vez que uno da su opinión, existe al otro lado un interlocutor.
Aprende a conocerte
 Acorde a la obra de Daniel Goleman, uno de los gurús en este tema, la clasificación del concepto de inteligencia emocional incluye dos grandes tipos: la personal e interpersonal. La primera determina la forma en que nos relacionamos con nosotros mismos, la autoconciencia, autorregulación y automotivación. La segunda, establece el modo en que nos vinculamos con los demás, es decir, la empatía y las habilidades sociales para persuadir e influenciar a los otros.

 

Mejora tus habilidades
 Si quieres aprender a relacionarte de forma óptima, lee estos libros.

  • “La inteligencia emocional” de Daniel Goleman.
  • “Educar con inteligencia emocional” de Maurice J. Tobias, Steven E. y Friedl Elias.
  • “Tus zonas erróneas” de Wayne Dyer.
  • “Inteligencia emocional infantil y juvenil” de Linda Iantieri.

O inspira la empatía en tus hijos y sobrinos, viendo con ellos estas películas:

  • Wonder
  • Coco
  • Home

 

 

 

 

 

En verano Protege tu nariz y oídos

La época estival es sinónimo de piscina, playa y la utilización indiscriminada de cualquier artefacto eléctrico que contribuya a sortear el calor, pero ¿qué enfermedades se pueden generar a partir de estas ansias de refrescar el cuerpo? Al menos dos: sinusitis y otitis externa de nadador.

La primera, que es bastante común, se produce a consecuencia del uso de equipos de climatización, o también como respuesta a exponerse a cambios bruscos de temperatura.

SI LOS SÍNTOMAS DE LA SINUSITIS SE AGRAVAN O PERSISTEN POR MÁS DE 10 DÍAS, CONSULTA A TU OTORRINOLARINGÓLOGO PARA QUE NO SE CONVIERTA EN UNA ENFERMEDAD AGUDA O, PEOR AÚN, CRÓNICA.

Y es que transitar de un ambiente caluroso a otro excesivamente acondicionado o fresco puede mermar la salud, pues el aire frío y sin humedad influye en la movilidad de los cilios, esos “pelitos” que eliminan el polvo y los residuos que ingresan por la nariz al resto del aparato respiratorio, congestionándolo y generando sinusitis, una afección que consiste en la hinchazón del tejido mucoso que recubre los senos paranasales, provocada como consecuencia de una  infección por virus, hongos o bacterias;  a raíz de alérgenos o anomalías anatómicas. ¿La sintomatología? Secreción y congestión nasal, la pérdida parcial o total del sentido del olfato, fatiga generalizada, dolor de cabeza, fiebre e, incluso, sensibilidad maxilofacial, o detrás de la cavidad ocular.

 

ACORDE A VARIAS INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS, ENTRE EL 80 Y 85% DE LAS OTITIS DE VERANO SE PROVOCAN COMO CONSECUENCIA DE LA ACUMULACIÓN DE AGUA EN ESTA ZONA, CONVIRTIÉNDOSE EN EL CALDO DE CULTIVO PERFECTO PARA EL CRECIMIENTO DE PATÓGENOS Y LA INFLAMACIÓN DEL CONDUCTO AUDITIVO EXTERNO.

 

Cómo prevenir su ocurrencia

  • Si usas aire acondicionado o ventiladores, preocúpate de que estén en buenas condiciones y cámbiales el filtro cada 2 meses, o limpia el aparato con frecuencia.
  • Mantente hidratada para que las mucosidades permanezcan líquidas.
  • Para que el aire no se reseque, utiliza un humidificador de ambientes y evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Al momento de dormir, ocúpate de que tu cabeza y cuello estén ligeramente elevados, utilizando 2 almohadas, para facilitar la salida de secreciones desde los senos paranasales.
  • Evita el humo y los espacios contaminantes.
  • Realízate con frecuencia aseos nasales con una solución salina.

Atenta a la higiene y el tiempo de inmersión

Pero la época estival también puede provocar otitis externa, también conocida como “oído de nadador”, debido a la cantidad de horas que las personas pasan inmersas en la piscina, el lago, el río o el mar… Una enfermedad de naturaleza infecciosa que ocurre en el conducto auditivo y en condiciones de alta humedad y temperatura y que suele originarse al no secarse bien los oídos tras nadar, creando un entorno propicio para la proliferación de hongos y bacterias. ¿Los síntomas más comunes? Enrojecimiento del contorno de la oreja, sensación de calor, secreción, y, lo más característico, ¡dolor!

Así, la población más vulnerable a esta molestia suelen ser los niños, ya que sus trompas de Eustaquio son más cortas, dejando que los gérmenes ingresen con mayor facilidad a este órgano, siendo más frecuente esta patología en menores de entre 5 y 12 años.

 

 

Anticípate al problema

Para prevenir la otitis, sigue estos consejos:

  • Regula el tiempo de permanencia en el agua, teniendo en consideración que un niño no debería estar más de 30 minutos seguidos en ésta para evitar la humedad excesiva. Si tú o tu hijo son propensos a esta enfermedad, usa tapones o gorros de natación.
  • Al salir del medio acuático, inclina la cabeza hacia ambos lados para favorecer la salida de líquido y seca la parte externa del oído con una toalla o gasa. Si estás en casa, cerciórate de que no quede humedad, empleando el secador de pelo en la zona a temperatura templada.
  • Para evitar el contacto con posibles agentes infecciosos, no te bañes en áreas contaminadas o donde exista agua estancada.
  • Ni tampoco uses cotonitos para limpiar tus oídos, pues eliminan el cerumen que protege del ingreso de gérmenes.
  • Si escuchas música por medio de audífonos, límpialos con frecuencia y acorde a las instrucciones del fabricante, para evitar que proliferen bacterias o virus.

 

 

Autoestima: La importancia de valorarse

Óscar Wilde, el conocido escritor irlandés, dijo alguna vez que “amarse a uno mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”… Y es que, al parecer, conseguir una autoimagen positiva no es tan fácil y requiere de tiempo y constancia… Para cimentar las bases de un amor propio sano y verdadero, Salcobrand entrevistó a María José Camiruaga, Psicóloga Infanto-Juvenil y autora de los cuentos infantiles “El mundo de Clementina”.

¿En qué consiste el amor propio y por qué es importante cultivarlo?

El amor propio habla de cómo nos valoramos a nosotros mismos, es decir, se refiere a la autoestima, un conjunto de emociones, pensamientos y sensaciones dirigidas a la valoración que uno tiene de sí mismo. Es fundamental cultivarlo para tener un mejor estado anímico, pues promueve el bienestar en general y permite enfrentar los distintos retos que pone la vida, entregándonos las capacidades y la seguridad necesaria para enfrentarlos y sortearlos. Además, es un factor protector respecto de diversos problemas psicológicos como pueden ser la depresión y la ansiedad, ya que nos enseña a sabernos merecedores de respeto y dignidad.

 ACORDE A UNA INVESTIGACIÓN LLEVADA A CABO POR CIENTÍFICOS FRANCESES Y PUBLICADA POR LA REVISTA “PERSONALITY AND SOCIAL PSYCHOLOGY BULLETIN”, EL AMOR PROPIO SE BASA EN CUATRO PILARES: CONTROLAR LA PROPIA VIDA, EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER; AYUDAR A LOS DEMÁS Y MEJORAR EL ESTATUS SOCIAL.

 

¿A partir de qué edad y cómo se debe fomentar la autoestima en las personas?

La autovaloración o autoestima se debe fomentar desde siempre. A partir de que se es guagua, brindándole la sensación de seguridad, cariño y aceptación, pues es sabido que cuando un niño tiene una buena autoestima, se siente más seguro de sí mismo y eso le permite reconocer de forma más fácil sus errores, escuchar a los demás y reflexionar… El que los niños -y las personas en general- puedan sentirse aceptados y amados, reconociendo sus virtudes y fortalezas, jamás hace daño, por el contrario, permite sentirse mejor y ser más confiados.

¿Qué beneficios produce la autovaloración y cómo contribuye a enfrentar de mejor manera las vicisitudes de la vida?

La autoestima conlleva hartos beneficios: que tengamos mayor bienestar, que nos sintamos más seguros de sí mismos y podamos descubrir nuestras habilidades… Por lo tanto, tener una autovaloración saludable posibilita afrontar distintos retos en la vida, e ir a buscar metas más difíciles, quizás. Una persona con baja autoestima, en cambio, siente que no lo va a lograr y, por lo mismo, ni siquiera lo intenta muchas veces.

Entonces con alta autoestima se puede salir adelante en muchas situaciones complejas, enfrentándolas -lo que ya hace la diferencia- y protegiéndose de relaciones que muchas veces pueden resultar tóxicas, pues de antemano, sabemos que merecemos ser respetados y eso mismo le exigimos a los demás.

¿Es posible recuperar el amor propio en la edad adulta? ¿Cómo se logra?

Por supuesto que sí. Lo primero es reflexionar acerca de la visión que tenemos de nosotros mismos para así mejorarla. Algunos consejos que podrían servir son: partir por analizar desde dónde viene esa baja autoestima, conocer qué es lo que la provocó; qué es lo que tanto me afectó y contrastar esas premisas que muchas veces están instauradas desde la infancia y que, al evaluarlas de adultos, nos damos cuenta de que están equivocadas… Haciéndonos conscientes de esas aprensiones, seremos capaces de reflexionar y evaluar. Lo esencial es identificar qué cosas buenas nos distinguen y hacernos cargo de los pensamientos negativos que muchas veces tenemos de nosotros mismos, tenernos autocompasión, lograr conversar con nuestro fuero interno y sentir empatía como la que tendríamos con algún amigo…

También es vital evitar las comparaciones, porque todos somos buenos para distintas cosas, todos tenemos diferentes habilidades, fortalezas e historias.

Aprendiendo a quererse

Para orientar a los papás a fomentar la autoestima en sus hijos, María José está a punto de lanzar su nuevo libro, “Así es Clementina”, el que podrás encontrar en https://mariajosecamiruaga.cl/productos/ y que narra las andanzas de esta niña, esta vez referidas a la importancia de valorar las características personales y evitar caer en comparaciones, entregando consejos para la creación de una autoimagen saludable. Conoce más de esta autora en @psicologa.mariajosecamiruaga.

 

El cariño comienza por casa

Trabaja en tu amor propio, tal y como lo hizo el aclamado actor de cine mudo, Charles Chaplin, al escribir este poema.

Cuando me amé de verdad

(Extracto)

“Cuando me amé de verdad
comprendí que en cualquier circunstancia,
yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta,
y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima.

Cuando me amé de verdad,
comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable:
personas, situaciones y cualquier cosa
que me empujara hacia abajo.
De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo.
Hoy se llama… Amor propio.

Más vale tarde que nunca
Porque siempre es un buen momento para trabajar en tu autoestima, introdúcete en este tema leyendo los siguientes libros.

  • “Los seis pilares de la autoestima” de Nathaniel Branden.
  • “Mejora tu autoestima, quiérete más, quiérete mejor: aprende a quererte y mejora tu vida”, de Christopher Graham.
  • “Si salieras a vivir… Hábitos para disfrutar de una vida plena” de Patricia Ramírez.

 

 

 

Luce una piel fresca: Potencia tu belleza en verano

Henrik Johan Ibsen, un reconocido dramaturgo noruego del siglo XIX, decía que “la belleza se define como el acuerdo entre el contenido y la forma”, ese que hace sentirse bien por dentro y por fuera y que permite caminar por la vida con la autoestima en alto…

Por lo mismo y si estás a punto de iniciar las tan ansiadas vacaciones, no dejes en el olvido tu rutina de limpieza diaria, aquella que te permite conservar tu piel libre de impurezas.

¿SABÍAS QUE EN CHILE ANUALMENTE SE DIAGNOSTICAN MÁS DE 800 CASOS NUEVOS DE CÁNCER A LA PIEL Y QUE SEGÚN LA INTERNATIONAL AGENCY FOR RESEARCH ON CANCER, GLOBOCAN, ALREDEDOR DE 300 PERSONAS MUERE EN NUESTRO PAÍS POR ESTA CAUSA?

Para mantenerla saludable, realiza este hábito dos veces por jornada -es decir tanto en la mañana como por la noche- y aunque no te maquilles, para eliminar los restos de grasa, sudor y suciedad. Facilita el proceso, utilizando productos suaves, como aguas micelares o geles, que sean acordes a tu tipo de piel, para así no alterar el manto lipídico y restaura el pH cutáneo con un tónico facial.

DICEN QUE LAS JAPONESAS TIENEN EL MEJOR CUTIS DEL MUNDO, ¿LA RAZÓN? LA GENÉTICA, LA DIETA A BASE DE ARROZ Y VERDURAS Y LA CASI NULA EXPOSICIÓN A PIEL DESCUBIERTA A LOS RAYOS ULTRAVIOLETA.

Aportarle luminosidad y juventud a tu cara, revitalizándola diariamente y aplicándote una crema hidratante a base de agua, que erradique de tu piel el aspecto opaco y descamado. Escoge, si es posible, fórmulas que contengan ácido hialurónico para lograr un efecto antiedad. Recuerda, también, emplear un producto ad-hoc en tu cuerpo, especialmente en zonas como talones, codos y rodillas, e hidrátate desde adentro tomando al menos 2 litros de agua.

Para retardar el fotoenvejecimiento y prevenir el cáncer cutáneo, usa protectores solares con factor 30 o superior y preocúpate de manera particular de aquellas áreas que están sobreexpuestas como rostro, escote, manos, cuello y orejas.

Si vas a estar a la intemperie mucho rato, usa sombrero y anteojos de sol y cubre tu cuerpo con ropa elaborada con texturas naturales como algodón y que permitan la transpiración.

Preocúpate de lo que comes

Para que tu piel irradie salud y belleza, incluye en tu dieta diaria alimentos que contengan vitaminas y antioxidantes:

  • Ingiere, por ejemplo, frutas y verduras que sean ricas en glutatión

-como pomelos, paltas, espárragos o ajos- que son ideales para lucir un cutis luminoso y suave.

  • Prefiere también alternativas como zanahorias, tomates y naranjas que, abundantes en carotenoides, protegen la piel de los radicales libres, retrasando el proceso de oxidación celular.
  • O incluye en tu menú alimentos ricos en vitaminas como espinacas, kiwis, arándanos o piñas, que poseen un efecto antiedad.

¡Haz deporte!

Aprovecha también la temporada estival para ponerte en forma y revitalizar tu piel. Ten presente que la práctica de ejercicio estimula la circulación sanguínea, oxigena la epidermis y facilita su nutrición y que el sudor, al incrementar la temperatura corporal, promueve la eliminación de toxinas y la depuración cutánea. Para lograr estos resultados, realiza tu deporte favorito siempre a cara lavada, con objeto de que el maquillaje no produzca alergias ni tampoco obstruya los poros.

Cuídate del astro rey
La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace cada año una serie de recomendaciones para protegerse de los rayos UV.

  • Evita tomar sol entre las 10 y las 16 horas, que es el horario más perjudicial de radiación.
  • Si estás al aire libre o disfrutando de la playa, el campo o la montaña, opta siempre por permanecer a la sombra o debajo de un quitasol. Si estás al sol, utiliza sombrero o jockey para resguardar tu cuero cabelludo.
  • Cuídate de los rayos UV, aplicando sobre tu piel protectores solares con factor 30 o superior y reaplica cada 2 horas.

 

 

1 2 3 21