Tag Archives: obesidad

Alimentando nuestro cuerpo: ¿Qué es el IMC y cómo se calcula?

En Chile y en muchos países del mundo, la obesidad y el exceso de peso presenta una prevalencia alta y creciente desde los primeros años de vida. Hoy la Obesidad es un problema de salud global, por ello se habla de la Globesidad.

En la población adulta la prevalencia de población enflaquecida (IMC<18,5) es de 0,8% y la de obesidad es de 23,2% (19,6% en hombres y 29,3% en mujeres).  Más del 60% de la población tiene algún grado de exceso de peso (sobrepeso u obesidad).   La obesidad en personas con menos de 8 años de educación es de 33,4%.

Según las últimas cifras de la Encuesta Nacional de Salud, la obesidad se está convirtiendo en un problema serio para nuestro país. El estudio consignó que el 31,2% de la población chilena mayor de 15 años tiene obesidad y un 3,2% -unas 500 mil personas- viven con obesidad mórbida.

El sobrepeso y la obesidad se definen como acumulación de grasa anormal o excesiva que puede deteriorar  la salud.   El índice de masa corporal (IMC) es un índice sencillo del peso para la talla que se usa generalmente al clasificar el sobrepeso y la obesidad en las poblaciones adultas e individuos.

Causas de la obesidad

Hay varios factores que contribuyen al aumento excesivo de peso, los más comunes son:

  • Falta de actividad física
  • Alimentación inadecuada: exceso en el consumo de alimentos procesados y con alta cantidad de grasa, así como, alta ingesta de refrescos y alcohol.
  • Genética
  • Estilo de vida: el sedentarismo no ayuda a controlar el peso.
  • Algunas enfermedades y medicamentos administrados de forma periódica.

Por lo cual,  tomar medidas de cuidado se vuelve algo fundamental para proteger nuestra salud y prevenir enfermedades:

  1. Disminuir el consumo de alimentos que sean ricos en azúcares y grasas. Puedes comprobarlo mirando la etiqueta de los productos que comes. Por ejemplo, algunos cereales son ricos en fibra, pero también en azúcares.
  2. Comer varias veces al día fruta y verdura, así como legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  3. Realizar actividad física frecuente: unos 60 minutos por día para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos. En el caso de que haya un alto grado de obesidad, se recomienda comenzar por caminar 30 minutos al día a paso ligero.
  4. Evitar Fumar: está asociado con muchas enfermedades, pero también con el aumento de peso.

¿Cómo se calcula el IMC?

El índice está definido entonces como la masa en kilogramos dividido por el cuadrado de los metros de altura.

Si estás buscando bajar o subir de peso, la herramienta de cálculo de IMC, te ayudará a encontrar el peso ideal que deberías tener.

Para calcular el IMC ingresa tu altura en centímetros y peso actual en kilogramos, la calculadora utilizará la formula descrita más abajo para poder encontrar tu peso normal, o si estas bajo peso o con sobrepeso. Ingresa en el siguiente Link: http://www.chilevivesano.cl/calculadora-de-imc.

Recuerda que siempre lo más importante es lograr un equilibrio y mantener un cuerpo y mente sana. Y si deseas mejorar o cambiar tu alimentación, siempre debes acudir con un especialista, ya que el podrá indicarte el plan adecuado para ti y tus necesidades.

¡Pequeños cambios hacen la diferencia!

Fuentes:

https://www.who.int/es

https://www.paho.org/chi/

 

Por Daniela Valdebenito

Alimentación Mediterránea: el mejor aliado contra la obesidad

La dieta mediterránea es un estilo de vida, en donde la alimentación se basa principalmente en el consumo de vegetales y grasa mono insaturada (grasa buena). Su nombre se debe a las personas de España, Italia y otras regiones de Europa comenzando así desde hace muchos años.

El gran beneficio de la alimentación mediterránea es la estabilización de los niveles de glucosa en la sangre, la baja y el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y otros problemas de salud, como la presión alta.

Por otra parte, también ayuda a reducir los índices de obesidad, colesterol, hipertensión y diabetes. Es abundante en antioxidantes y variadas las posibilidades de algún cáncer.

Pauta alimentaria

Lo que sí se puede comer:

1. Comidas con vegetales como plato principal, incluyendo pequeñas porciones de carne pavo y pollo (3/4 partes de la palma de la mano).

2. Porciones de granos enteros (1/2 taza) como por ejemplo: trigo, avena, cebada, centeno, maíz, entre otras; frutas y verduras frescas, nueces y legumbres.

3. Alimentos naturales con alta cantidad de fibra (manzanas, brócoli, zanahoria, maíz, etc. por lo menos uno por día).

4. Pescados y mariscos (2 veces por semana).

5. Utilizar aceite de oliva como la fuente principal de grasa empleada para preparar los alimentos. Este aceite es una grasa sana y óptima para el cuerpo.

Lo que no se puede comer:

  • Carnes rojas
  • Dulces y otros postres
  • Huevos
  • Mantequilla

Recuerda que cada organismo es diferente y necesita de una alimentación específica; Todo en exceso es perjudicial para la salud. Se debe tener en consideración, que al seguir el estilo mediterráneo pueden disminuir los niveles de hierro, por lo cual es vital consumir alimentos ricos en vitamina C, ya que potencian su absorción en el cuerpo.

Ante cualquier duda o consulta lo mejor es acudir con un nutricionista, puede indicar la alimentación adecuada que debe seguir y ayudar en todos sus requisitos, cuidarnos es tarea de todos.

Por: Daniela Valdebenito

Fuentes:

    • Artículo Red Med Chile / Evidencia Actual Sobre los beneficios de la dieta mediterránea en salud.
    • Artículo Efectos Beneficiosos de la dieta mediterránea / Universidad de Barcelona.