Tag Archives: ejercicio

¿TE MOLESTA LA TRANSPIRACIÓN?

Si la transpiración es  excesiva, desproporcionada y repetida en el tiempo, tanto que interfiere con la vida cotidiana estas  sufriendo de ¡HIPERHIDROSIS!, habitualmente no hay causa aparente, aunque en la mayoría de los casos  se presenta espontáneamente  con el estrés, es localizada o focal. Se puede presentar en diferentes zonas del cuerpo, siendo las más frecuentes: Axilas, palma de las manos, planta de los pies, cara.

 

Afecta entre el 3% a 5% de la población mundial, habitualmente se inicia en la pubertad y aproximadamente en el 50% de los casos es hereditaria.Tiene implicaciones personales, sociales y laborales, ¡Altera la calidad de vida!

 

Existen algunos casos en que la hiperhidrosis  puede ser secundaria,  es decir es consecuencia de enfermedades, compromete todo el cuerpo y  por lo  general es consecuencia de a enfermedades tales  como,  disfunción neurológica, infecciones sistémicas, neoplasias, intoxicaciones, menopausia, etc.

 

¡La solución  para quienes padecen de HIPERHIDROSIS!

XERAC AC (Cloruro de aluminio hexahidratado al 6,25 %) para «hiperhidrosis leve»,  se aplica en focalizado en la zona a tratar (Axilas, palma de  las manos, planta de los pies, cara), solo en la noche sobre la piel limpia y seca. La primera semana  del tratamiento  5 a 7 noches consecutivas, luego cada 3 a 5 noches.

 

DRYSOL (Cloruro de aluminio hexahidratado al  20 %) para «hiperhidrosis  severa», se aplica en focalizado en la zona a tratar (Axilas, palma de  las manos, planta de los pies), solo en la noche sobre la piel limpia y seca. La primera semana  del tratamiento  5 a 7 noches consecutivas, luego cada 3 a 5 noches.

Pérdida de masa muscular en cuarentena: los peligros de la falta de actividad física en adultos mayores

La sarcopenia o pérdida de masa muscular, es un problema asociado al envejecimiento del tejido muscular y que afecta a los adultos mayores. En este periodo de cuarentena, las personas mayores de 60 años, se han visto realmente afectadas por la falta de actividad física y limitación del movimiento.

La pérdida de resistencia muscular y equilibrio, aumentan el riesgo de caídas, fracturas, falta de independencia y dolencias cardiovasculares. Según el Grupo de Trabajo Europeo sobre Sarcopenia en Personas de Edad Avanzada (EWGSOP), “la pérdida de masa muscular es un proceso gradual que va de un 3% a un 8% cada década a contar de los 30 años y que se acelera aún más una vez completados los 60 años”. En efecto, se considera que el nivel de sarcopenia en un adulto mayor se incrementa del 13% al 24% entre los 65 y los 70 años, y sobrepasa el 50% en personas mayores de 80 años”.

Además, la prolongación de la cuarentena ha generado una mayor tasa de sedentarismo y aumento de peso. Y para evitar estas perjudiciales consecuencias, investigadores de la Universidad de Chile crearon la campaña En Cuarentena, yo me muevo en casa” , en la cual  a través de vídeos explicativos, enseñan rutinas de ejercicios guiadas por kinesiólogos, geriatras y terapeutas ocupacionales.

 

¡Rutinas para mover el cuerpo!

La clave está en ser constantes. Las rutinas duran de 2 a 5 minutos y cada video cuenta con cuatro ejercicios para realizar, los cuales se centran en trabajar la fuerza, el balance y la flexibilidad de los adultos mayores. Por otra parte, también integra una rutina de calentamiento breve, con el fin de potenciar la movilidad articular, para mejorar el rango de movimientos y su correcta ejecución.

Las rutinas podrán realizarse con implemento de uso cotidiano, como: kilos de arroz, sillas, botellas con agua, botellas de aceite, pantys, entre otros. Cabe destacar que también se entregan recomendaciones para el uso adecuado de la vestimenta, espacio, ritmo y rendimiento.

Lo ideal, es que se realice un registro diario de las rutinas completadas y sus avances, con el fin de evitar cualquier tipo de lesión o consecuencia perjudicial para la salud. Recuerda que siempre lo más importante es consultar con tú médico la rutina de ejercicios adecuada para ti.

 

¡La actividad física te fortalece!

Por Daniela Valdebenito

Guía para una vida activa en casa

Las cuarentenas y el aislamiento social siempre generan un porcentaje importante de estrés, sobre todo si el periodo de encierro se extiende por un par de meses. Cada persona reacciona diferente, pero todos de una u otra manera verán afectada su rutina y estado físico.

Se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a aliviar el estrés, es una forma natural de combatir y reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión, reduce la presión arterial y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes, así como algunos tipos de cáncer, en específico el de colon y mama, y es una manera de prevenir enfermedades musculares y la osteoporosis.

Es por eso que la Organización Mundial de la Salud entregó recomendaciones para continuar con una vida activa y fortalecer el cuerpo.

 

Jóvenes (5 a 17 años)

Para los niños y jóvenes, la actividad física consiste en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT, se recomienda que:

  • Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  • La actividad física diaria debería ser mayormente aeróbica. Convendría incorporar mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen músculos y huesos.

 

Adultos (18 a 64 años)

Para los adultos, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos, actividades ocupacionales (es decir, trabajo), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT y depresión, se recomienda que:

  • Los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana. También una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.
  • A fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edad pueden aumentar hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

 

Adultos mayores (de 65 años en adelante)

Para los adultos de este grupo, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos, actividades ocupacionales (cuando la persona todavía desempeña actividad laboral), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y funcional, y de reducir el riesgo de ENT, depresión y deterioro cognitivo, se recomienda que:

  • Los adultos de 65 en adelante dediquen 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de ambas.
  • La actividad debe practicarse en sesiones de 10 minutos como mínimo.
  • A fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo pueden dedicar hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de ambas.
  • Los adultos de este grupo con movilidad reducida, puede realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, idealmente tres días o más a la semana.
  • Es recomendable realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

 

¡Estar en movimiento es lo mejor!

 

Por Daniela Valdebenito 

 

Wellness: Bienestar en movimiento

Llegó la mejor época del año y con ello las ganas de entrenar y salir de la rutina con el deporte siempre como la disciplina preferida para esas increíbles tardes primaverales. Pero, ¿por qué hacer deporte?

¿Cuánto ejercicio necesito?

Un buen objetivo es hacer ejercicio 5 veces por semana durante al menos 30 minutos cada vez. Sin embargo, la mayoría de las personas necesitan empezar de manera gradual. Comienza haciendo ejercicio 2 o 3 veces a la semana durante 20 minutos. Una vez que te sientas cómodo, aumenta poco a poco la cantidad de tiempo y el número de días a la semana.

¡Ahora sigue nuestra rutina!

La rutina perfecta para tus glúteos

Aunque no lo creas, si quieres alcanzar tu objetivo “verano 2019”, la temporada de ejercicios debe partir en julio, no en septiembre. No te engañes, ¡ahora es el momento!  Así es que vamos de lleno a potenciar aquella zona que a todos nos preocupa: los glúteos.

Si tienes un trabajo de oficina, seguramente pasas muchas horas sentada, lo que produce un acortamiento de los flexores de la cadera y no permite que el glúteo se active (amnesia glútea), pero vamos a ponerle pausa. ¡Levántate de esa silla y comencemos con la rutina!

 

Antes de comenzar: 

Visualiza tu entrenamiento, procura crear una conexión músculo mental para lograr sentir cada músculo entrenado, marcará la diferencia.

Realiza un breve calentamiento, puede ser bailar o salir a caminar unos minutos.

Descansa e hidrátate entre series.

¡Vamos por esos súper glúteos!

________________________________________________________________________

Entrenador personal: Felipe Calderón

6 maneras de combatir el sobrepeso post 30

El estrés del ritmo de vida que estamos llevando en la actualidad, es sin duda uno de los principales factores por los cuales estamos empezando a engordar después de los 30. Si bien el cansancio y el sedentarismo hacen de las suyas, existe otro factor que puede provocar que te cueste más trabajo bajar de peso: tu sistema hormonal.

Diversos estudios, aseguran que a los 25 años has alcanzado tu mayor crecimiento y desarrollo del cuerpo. A partir de esa edad, el cuerpo comienza a presentar una serie de cambios hormonales desencadenados por el envejecimiento y que lleva a acumular grasa con gran facilidad. Por ello a los 30 es importante replantearnos, chequearnos y tomar resoluciones, entendiendo que con una dieta balanceada, ejercicio adecuado y buenos hábitos  puedes llegar a sentirte de 30 aunque tengas 40 años. ¿Te animas a seguir nuestros consejos? Toma nota:

Si hablamos de alimentación, prohibir porque sí, es el peor error que puedes cometer en tu vida. Lo ideal es el balance de todos los grupos alimenticios en la justa medida. No queremos que falten nutrientes esenciales en tu cuerpo, menos vitaminas y minerales. Ello podría causar un grave desorden metabólico. Eso sí te invitamos a consumir alimentos frescos, sobre todo frutas y verduras, legumbres y proteínas magras. Los frutos secos son espectaculares así como los carbohidratos integrales.

Lo más importante cuando comes es ser consciente de por qué lo haces y cómo lo haces. Lee siempre las etiquetas e interpreta lo que te hace bien y lo que no. La mayoría de los productos industrializados poseen muchas grasas saturadas o azúcares camuflados bajo diversas siglas. Una vez que tengas un orden, podrás comer sin desesperación ni ansiedad. La gran mayoría de la gente come sin un hambre real, es el denominado picoteo emocional. Cuando esto ocurra detente y ponte en movimiento, el deporte puede transformarse en tu vida de evacuación preferida.

El azúcar refinada puede llegar a ser extremadamente dañina, al igual que el exceso de grasas saturadas y sodio que dificultan los procesos digestivos. Recuerda que el consumo de sal no debe sobrepasar los 3 gramos al día. Apuesta por la sal marina e intenta utilizarla solamente cuando sea estrictamente necesario. En cuanto al alcohol, prefiere una copa de vino tinto que al menos posee polifenoles y antioxidantes, y olvida los destilados.

Cuando cocinas tus alimentos. ¿Cómo lo haces? Olvídate de las frituras, puedes mantener intactos los nutrientes de tus alimentos si utilizas una vaporera, o bien el horno o la plancha. Notarás la diferencia en la textura y el sabor de tus preparaciones.

Por algo existe una inteligencia detrás de nuestra digestión.

-No mezcles proteínas con cereales ni carbohidratos

-Mezcla proteínas, cereales y carbohidratos pero  con verduras

-La fruta ralentiza la digestión. Cómela sola.

-Evita los carbohidratos en la cena.

-Bebe agua media hora antes de comer y dos horas después.

Frutas ácidas: 30 minutos.

Frutas dulces: 1 hora y media.

Verduras y Hortalizas crudas: en torno a 2 h 30 min.

Hidratos de Carbono: de 2 a 3 horas.

Proteínas y Grasas: de 3 a 4 horas.

Camina al menos 30 minutos diarios. Si te mueves en bicicleta mucho mejor. Y cuidado con los excesos, si ejercitas demasiado y sin control puedes lesionarte y producir un aumento de los radicales libres que reducen el colágeno en nuestra piel generando un envejecimiento prematuro.