Tag Archives: alimentación

Lactancia y alimentación

Lo primero que hay que saber es que no es necesario ser una experta en nutrición para comer bien durante la lactancia. El sentido común dicta algo muy simple: Se deben variar los aportes de fruta y verdura, carne, pescado, legumbres y productos lácteos, sin olvidar la ración diaria de grasas. Si se busca el equilibrio y la variedad, se logrará una alimentación balanceada y deliciosa durante todo el embarazo y lactancia.

¿Comer por dos?

Hay tantos mitos en torno a la alimentación. Se suele decir que hay que doblar la cantidad de comida durante el embarazo para que la leche sea de mejor calidad y esto es un gran error pues lo importante es comer en las cantidades adecuadas siempre apoyando las pautas de alimentación con el consejo de un médico y/o nutricionista.

También es importante tener en cuenta, que el consumo energético que conlleva la lactancia materna ayudará a recuperar tu línea de manera natural sin necesidad de hacer dieta de ningún tipo.

¡No es necesario hacer dieta hasta que la guagua reciba alimentos complementarios además de la leche materna!

Apostar por lo casero e intentar hacer propias preparaciones

Se puede planificar dos semanas de menús y llenar el refrigerador con todo lo necesario para comer sano y delicioso.

-Si hablamos de proteínas con 2 porciones al día de carne, pescado o huevos es suficiente.

-Cereales y Legumbres: Consumir pequeñas cantidades de pan integral, arroz, que ayudarán a mantener un equilibrio de carbohidratos. Esto brindara energía al bebé a través de la lactancia, ya que son ricos en vitamina A y D.

-Verduras: Consumir ensaladas con aceite de oliva siempre entre comidas, debido a la gran cantidad de sales minerales, ácido fólico, agua y fibras que ayuden a purificar el organismo.

-Frutas cítricas: Consumo de productos naturales como frutas (naranja, mandarina, kiwi, duraznos por citar algunos ejemplos, ya que son ricos en vitamina C y E.

-Lácteos: 3 porciones/día de leche descremada, yogurt o queso blanco, ya que son recomendables pues aportan calcio para tus huesos y los de tu hijo, además de vitaminas B1 y B2.

-Elegir frutos secos (como higos, almendras o nueces) por su aporte de magnesio.

-Consumir al menos 2 litros de agua al día.

¿Qué hacer para tener mucha leche?

El pecho funciona por la ley de oferta y demanda; si se amamanta al hijo(a) con mayor frecuencia, la bajada de la leche será más pronta y se producirá mayor cantidad de leche. 

Ofrecer el pecho con regularidad y permitir la libre demanda, pero no olvidar ir organizando tiempos que también permitan un descanso apropiado.

Ten presente que la tranquilidad y descanso apropiado también favorecen una lactancia prolongada.

Mantener una adecuada hidratación, tener presente que algunas infusiones de hierbas -pero no todas- pueden vincularse con un aumento de producción de leche.

Por ejemplo, el anís a dosis correctas -un consumo ocasional o moderado – sería compatible con la lactancia; pero el mismo anís en dosis elevadas podría disminuir la producción de leche y provocar toxicidad.

¿Qué evitar?

El alcohol y lactancia no son compatibles. No se deben consumir bebidas energizantes, y se debe disminuir el consumo de café y té.

Procurar evitar snack dulces o salados por la carga de preservantes; embutidos (salame, vienesas), altos en grasas trans; alimentos fritos en aceites compuestos y reciclados y alimentos altamente condimentados.

No utilizar medicamentos que no estén indicados por el médico.

Si eres vegetariana

En la dieta vegana hay exclusión de carne, huevos, lácteos y, en ocasiones, miel. La leche de madres veganas contiene bajas concentraciones de Vitamina B12.

Las mujeres vegetarianas necesitan, durante el embarazo y la lactancia, fuentes regulares y adecuadas de vitamina B12. Si son deficitarias, además de tratarlas a ellas hay que tratar con suplementos a sus hijos lactantes.

Los alimentos ricos en vitamina B12 son carnes, vísceras, huevos, lácteos, salmón, sardinas, almejas y cereales enriquecidos.

*Cualquier duda sobre alimentación y reacciones alimentarias en los hijo ver directamente con el pediatra.


Esta nota fue realizada en colaboración con Gastón Cariz Cuello, Médico Pediatra – Clínica Vespucio.

Temporada Detox: Guía para purificar tu organismo

Antes, es necesario saberlo: ningún plan detox actuará como magia sobre tu cuerpo si te excedes demasiado. Lo ideal para estar sanos y en forma es mantener un estilo de vida saludable: preferir alimentos frescos y naturales en vez de aquellos altamente procesados; hacer ejercicio con regularidad; y tomarte en serio tus horas de descanso y sueño.

¿Cuáles son las ventajas del detox?

-Reduce la inflamación producida por los alimentos altos en grasas saturadas, colesterol y azúcar.
-Mejora la digestión y evita el estreñimiento.
-Controla la presión arterial, la glicemia y los niveles de insulina.
-Aumenta la energía y mejora el estado de ánimo.
-Favorece la pérdida de peso excesivo.

¿Cómo llevar un plan detox con éxito?

1. Elimina los siguientes alimentos de tu dieta:

-Alimentos altos en azúcar (pastelería, bebidas, alcoholes destilados).
-Alimentos altos en sodio (sopas en sobre, caldo en cubitos, salsa de soya).
-Café instantáneo (es altamente irritante).
-Harinas blancas y frituras.
-Carnes, en especial las rojas, y embutidos.

2. ¿Qué consumir?

• Frutas y verduras frescas, ojalá de todos los colores. Las verduras de hojas verdes, crudas y en abundancia aportan grandes cantidades de vitamina A y C, además rejuvenecen el organismo. Cuanto más oscuro sea el color de la verdura, mejor: prueba con espinaca, brócoli, acelga y kale.

• Los jugos y batidos verdes (hechos con verduras verdes crudas y un poco de fruta, como manzana o pera) son muy populares en las dietas detox. Son una bomba de vitaminas y minerales. Su consumo es aconsejable en ayuna, una hora antes del desayuno. Pero ojo, jamás reemplaces tus comidas por jugos.

• El agua es fundamental. Asegúrate de consumir al menos un litro y medio al día. Te mantendrá hidratada, con más energía y te ayudará a digerir mejor los alimentos. También puedes tomar té verde, que además de ser estimulante, retrasa el envejecimiento.

• Los granos enteros son fundamentales para tener más fibra y vitaminas en tu cuerpo: avena integral, arroz integral, quínoa, pan de centeno. Estos alimentos, además, dan sensación de saciedad, evitando que comas en exceso.

• Los frutos secos, especialmente las almendras y nueces, aportan ácidos grasos esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, además de reducir los niveles de azúcar en la sangre. Consúmelos con moderación. ¡Atrévete a cambiar a lo natural y tu cuerpo lo agradecerá!

3. ¿Cuánto debería durar tu detox?

Los expertos en nutrición aconsejan que un plan detox dure de 3 a 5 días, aunque puede durar hasta 7 días. Luego puedes integrar otros alimentos que consumas regularmente, como legumbres, carnes blancas y lácteos con moderación.
Si consumes vegetales, frutas y cereales integrales con frecuencia, verás cómo tu cuerpo se desinflama, logrando una mejor digestión.

4. Complementos ideales para tu detox

Detox Factor – Suplemento dietético detoxificante de Wellness Factor

Entrega a tu cuerpo fibra, probióticos, inulina, aloe vera y un mix de vegetales en polvo que actúan en conjunto para mantener el equilibrio desde el interior, participando activamente en la digestión y los procesos depurativos. Cómo tomar: Disuelve un sobre en 200ml. de agua y consúmelo una vez al día, durante 7 días, en las mañanas.

Garlic & Parsley de Vitamin Life

El ajo promueve la salud cardiovascular, reduce los niveles de colesterol LDL altos en la sangre, en combinación con el perejil, que ayuda a la disminución de la retención de líquidos y a mejorar la digestión. Toma una cápsula diaria, antes de comer.